Empleada se encierra para reclamar una casa

NEUQUÉN (AN).- Una empleada de la municipalidad de El Chocón resolvió ayer emprender una llamativa protesta para conseguir una vivienda para sus hijos, y ante la ausencia del jefe comunal resolvió quedarse a dormir todo el fin de semana en el despacho del intendente. Gladys Matus, una trabajadora del área de Desarrollo Social, explicó ayer que “desde hace años mis tres hijos y yo vivimos en una muy mala situación, e incluso estuvimos un año y medio en el baño de un camping” y agregó que “hace cinco meses el intendente se comprometió en darme una vivienda social para que podamos ahorrarnos el alquiler, pero desde entonces nunca más me dieron respuestas y por eso vine a reclamar acá”. Matus fue acompañada por los delegados y dirigentes del gremio de los municipales de Villa El Chocón, quienes advirtieron que así como esta mujer, “con muchas las familias que en la localidad están viviendo en la miseria y sin que nadie los ayude”. La trabajadora, que detalló que percibe un salario de 1200 pesos, advirtió que pasará el fin de semana en la sala de espera del despacho del intendente, donde realiza sus sesiones el Deliberante dado que “como no les gustó que viniéramos nos encerraron para que nadie más nos viera y nos dijeron que hasta el martes no viene el intendente Nicolás Di Fonzo”.


Comentarios


Empleada se encierra para reclamar una casa