Empleados de seguridad procesados por robo

Así lo dispuso la Cámara Criminal Segunda de Bariloche. Son cuatro imputados por los delitos de privación ilegítima de la libertad y robo. El hecho fue en el 2009 en Península San Pedro.



#

Los incidentes ocurrieron en la Península San Pedro, en un predio denominado Tierra Querida.

BARILOCHE (AB).- La Cámara Criminal Segunda de esta ciudad resolvió en forma unánime rechazar los recursos de apelación que los defensores de cuatro empleados de seguridad de un barrio privado local habían presentado contra los procesamientos, con prisión preventiva, que el juez de Instrucción Martín Lozada dispuso contra los sospechosos de ser los autores de los delitos de privación ilegítima de la libertad y robo. En cambio, la jueza Silvia Baquero Lazcano y los jueces Héctor Leguizamón Pondal y César Lanfranchi resolvieron hacer lugar al recurso de apelación deducido por el defensor particular del agrimensor Francisco Lacal Montenegro y revocaron su procesamiento y prisión preventiva. Los jueces dictaron la resolución a finales de noviembre pasado, pero recién ayer se conoció. Baquero Lazcano sostuvo en su voto que Lozada a finales de mayo de 2012 ordenó el procesamiento y prisión preventiva de Cristian Leonardo Aquino, Roberto Ariel Tello, Pablo Héctor Duarte y Juan Bautista Donghito como presuntos responsables de los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada y robo calificado. Además, procesó a Lacal Montenegro como presunto partícipe secundario del delito de privación ilegítima de la libertad calificada. Lozada les imputó a Aquino, Tello, Duarte, Donghito y Lacal Montenegro, la comisión de los hechos que ocurrieron la mañana del 11 de noviembre de 2009, cuando se presentaron en la Península de San Pedro, en el predio ocupado por Rafael Boné, denominado Tierra Querida. Aquino, Donghito, Tello y Duarte llegaron al lugar en dos camionetas del complejo “Arelauquen Golf & Club”. Según la acusación el grupo estaba vestido con ropas de militares mimetizadas, portaba armas de fuego tipo ametralladoras, itacas, pistola 9 mm y cuchillos tipo “Rambo”. Aquino, Donghito, Tello y Duarte redujeron y privaron en forma ilegítima de su libertad y torturaron a Boné, Joel Maximiliano Contreras Velázquez y luego a Joel Hindalisio Contreras Bahamondes. El incidente se inició cuando Boné y Contreras Velázquez estaban conversando con el agrimensor Lacal Montenegro, a quien le decían que no podía entrar al lugar sin una orden judicial. Los cuatro sujetos torturaron a Boné, colocándole en la cabeza una bolsa plástica para impedirle respirar, lo trasladaron hacia una mata, lo hicieron arrodillar, bajar la cabeza, e hicieron simular que lo fusilaban haciendo percutir en su nuca un arma de fuego. También torturaron a Contreras Velázquez y a su padre al que le sustrajeron 3.000 pesos y otras pertenencias.

POLICIALES


Comentarios


Empleados de seguridad procesados por robo