Empleados ‘ñoquis’ irían a juicio



NEUQUÉN (AN).- Dos trabajadores del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) podrían enfrentar un juicio a raíz de que la fiscalía determinó que hay sustentos para acusar a los hermanos Rosa Graciela y Marcelo Fabián Lino (ambos ingenieros) de estafa en perjuicio de la administración pública en calidad de autor y partícipe necesario. El pedido de elevación a juicio de los ingenieros fue presentado al juez Marcelo Benavides por el titular del equipo fiscal 4, Ignacio Di Maggio, quien consideró que habría suficientes pruebas para demostrar que la entonces titular del departamento de Seguridad e Higiene del EPAS, Rosa Lino, habría fraguado documentación para ocultar la ausencia de su hermano en su puesto por más de tres años y una numerosa serie de viajes y hospedajes en distintos puntos de América Latina que fueron sustentados por el Estado. Planillas fraguadas La causa se inició a raíz de una denuncia impulsada por el entonces titular del EPAS, Nelson Damiani y se centra en que Marcelo Lino, con la ayuda de su hermana, habría fraguado, por un plazo de tres años, las planillas de asistencia para cobrar un salario sin haber ido a trabajar. El fiscal Di Maggio cree probado que Lino no trabajó para el Estado en ese tiempo sino para una empresa privada del rubro petrolero generando un daño económico al Estado de poco más de 84.000 pesos.


Comentarios


Empleados ‘ñoquis’ irían a juicio