Empleados tomaron el municipio de Cinco Saltos

Lo que quieren es cobrar. Los municipales de Cinco Saltos reclaman el pago de dos meses de sueldo, aguinaldo y un descuento por retención. El municipio les ofreció abonar cien pesos a cada uno como adelanto, pero no lo aceptaron.



CINCO SALTOS .- Inflexibles, la mayoría de los empleados municipales de Cinco Saltos mantenía anoche ocupado el edificio comunal en reclamo de los haberes de octubre, noviembre, la devolución de los seis días y medio que les descontaron por la última retención de servicios y el saldo de la segunda cuota del aguinaldo de 1998. El dinero para pagar sólo octubre, sin incluir a la planta política, ya estaba en el banco Río Negro, pero recién el lunes se podrá efectivizar.

El presidente del Concejo Municipal, Juan Molina, se medía ayer con la profundización del reclamo municipal en la última semana de su gestión.

La deuda salarial actualmente es “de aproximadamente 100 mil pesos” dijo Molina, mientras que “la provincia nos debe en general mas de $200 mil” agregó.

Durante la mañana Molina enfrentó a los trabajadores que lo esperaban de su regreso de Viedma. Les anunció que “el lunes estará el dinero disponible para cancelar casi totalmente el mes de octubre”. Pero agregó que esa remesa “proveniente de provincia por adelanto de coparticipación” sería “distribuida, en principio, también entre la planta política”.

La primera reacción de los empleados fue insultos, llantos y hasta hubo manotazos e intenciones de golpes a duras penas contenidas entre los mismos trabajadores.

En un clima de tensión, Molina, se quedó en el municipio junto a concejales del oficialismo, miembros del Tribunal de Cuentas y funcionarios.

Aseguró que “por el momento no vamos a tomar ninguna medida” por la ocupación. Solamente “se van a tomar recaudos para proteger los bienes municipales”.

Como vocero del jefe comunal ante los empleados actuó el secretario de gobierno, Julio Giménez, quien sobre el mediodía anunció que Molina ofrecía de recursos propios del municipio 100 pesos a cada trabajador.

“Como chiste es muy bueno” fue la respuesta de los empleados.

Enseguida empezó la asamblea que dirigió el delegado de SOYEM, Ricardo Sepúlveda.

Por “absoluta mayoría” se rechazó recibir los 100 pesos y se decidió organizar a los empleados para mantener ocupado pacíficamente el municipio en reclamo de todo lo que les deben.

A partir de allí la autoridades tuvieron tratativas con el Banco Río Negro para que se adelante el pago previsto para el lunes, incluso se convocó a la policía para custodiar el reparto del dinero, pero la entidad “no destrabó los fondos por cuestiones burocráticas” dijo Molina.

Por la tarde de ayer se acercó al municipio el subsecretario de gobierno de la provincia, Adrián Torres, después de la reunión que mantuvo en la siesta con los intendentes de Campo Grande y Cordero, UPCN y trabajadores municipales donde se firmó un acta en la que se compromete el envío de fondos a Campo Grande el lunes y entre el 10 y el 13 otra partida, en este caso también para Cordero.

Consultado Torres, en Villa Manzano, sobre la situación en esta ciudad dijo que “la transferencia del dinero, unos 83 mil pesos, está hecha” y “según entiendo por compromiso del doctor Molina se aplican aproximadamente 73 mil pesos completamente al pago salarial de los empleados”. De no distribuirse dinero también entre los políticos “estaría cancelando prácticamente todo octubre al personal”.

Tiempos difíciles

A partir de la próxima reasunción del gobernador Pablo Verani, el presidente del Concejo Municipal de Cinco Saltos, Juan Molina, pasará a ocupar la subsecretaría de Interior de la provincia. Bajo esa cartera Molina tendrá a su cargo la relación con todos los municipios rionegrinos.

Y asumirá con el recuerdo latente de los empleados municipales reclamando con duras medidas hasta el último tramo de su gestión.

Ayer le dio una pincelada de advertencia al panorama que se viene. “Todos los municipios se van a tener que manejar con la recaudación propia hasta tanto comience a normalizarse el pago de las coparticipaciones”.

Agregó que “no se puede esperar, en principio la regularidad que existía hasta tiempo atrás de remitir mensualmente las coparticipaciones”.

Señaló que “la situación es muy difícil” pero “hay alternativas como la ley provincial para destinar bonos a los municipios con el fin de que puedan realizar operaciones crediticias”.

Actualmente son numerosos los municipios que sufren importantes retrasos en los envíos de coparticipación de parte de la provincia y eso repercutió en su propio funcionamiento.


Comentarios


Empleados tomaron el municipio de Cinco Saltos