Matías López da nueva vida a las maderas

Recupera troncos y maderas del entorno fabuloso en el que vive, en Bariloche. Su marca Made in Los Coihues está bien posicionada.

17 jul 2018 - 00:00

Made in Los Coihues es un proyecto que nació en el 2012 casi sin buscarlo, cuenta Matías López con esa cadencia justa para brindar la sensación de que todo fluye en armonía en esta parte del mundo, Bariloche.

Es diseñador y constructor de muebles; ya es toda una marca hoy en nuestra zona andina, que padece tanto como disfruta del síndrome de Diógenes: “amo juntar cosas para luego, en algún momento, encontrarle una nueva vida, otro sentido”. Tiene 39 años, nació en Lobos, provincia de Buenos Aires y hoy se siente cordillerano ciento por ciento.

“Volvíamos con Gaby, mi compañera, nuevamente a Bariloche donde ya habíamos vivido antes después de haber estado tres años en Mallorca. Tenía claro que no quería volver a trabajar en relación de dependencia; ya había trabajado en televisión en Buenos Aires, en marketing, organizaba eventos... Pero de pronto, tras los viajes, registré que habíamos descubierto otra manera de vivir, trabajando por cuenta propia en ferias y mercados, vendiendo bijouterie china. Estaba todo bien, éramos libres pero no me cerraba eso de generar tanta basura plástica”, cuenta a “Río Negro”.

Fue entonces cuando eligieron residir en el barrio Los Coihues sobre el lago Gutiérrez en Bariloche, donde tenían amigos, en el 2004. “Contaba con bastante tiempo libre y me iba al basural a buscar materiales y cosas raras para transformarlas. Mis amigos empezaron a pedirme algún mueble y así empecé a trabajar la madera y el hierro que cirujeaba”, agrega. Pasó el tiempo y su trabajo como constructor de muebles y ambientes se fue consolidando en toda la cordillera.

–¿Qué te proponés con Made in Los Coihues ?

–En principio lograr vivir de algo que de alguna manera invento, intentando hacer muebles lo más originales posibles, con materiales reciclados pero sin copiar un estilo sino dejando que los materiales me guíen.

Hoy en día, después de recorrer un pequeño camino, la gente me dice que reconoce mis trabajos cuando los ve en algún lado y eso para mí es muy gratificante porque quiere decir que tienen identidad.

El concepto
Identidad
Encontrar la singularidad para no ser uno más es el desafío de todo creador. “Auténtico y local es mi sello”, dice Matías López.
Para Matías sigue siendo mágico el hecho de que un mueble recién terminado pueda tener enseguida 100 años: “Reciclar es insuflar más vida a la madera”.
“Me fui haciendo con la práctica, la observación, la experimentación, los consejos de amigos y recomendaciones de los que saben”.
Minibio
para conocerlo más

–¿Material preferido?

–La madera y el hierro, sin dudar.

–¿Una textura?

–Me encanta la del hierro oxidado una vez laqueado para que no siga el proceso. No puedo evitar pasarle la mano, o a la madera pulida y encerada. ¡Qué placer!

–Admiración por...

–Quienes tienen iniciativa y no le temen al fracaso. Conozco mucha gente con talento que no lo usa. El mundo existe gracias a los que se animan a hacer cosas.

–¿Dónde se pueden ver tus trabajos?

–En Facebook o Instagram como Made in Los Coihues, también pueden venir a visitar el centro de acumulación, investigacion, desarrollo y ejecución, más conocido como “el taller de Made In Los Coihues”. Ahí me van a encontrar siempre, trabajando.

“La madera es el material más noble para trabajar y si es recuperada tiene otros atributos que le da el paso del tiempo, antiguos usos que ha tenido; viene con historia. Cuando estoy buscando por ejemplo una madera le pregunto en silencio si quiere ser parte de lo que estoy haciendo, o si se rompe al trabajarla es porque no quería ser parte de eso: me gusta reconocer esas cosas. Al final toda esa intimidad se ve en el resultado final, te das cuenta que está hecho con conciencia”, comenta.

Para él, “reciclar es una obligacion. No podemos seguir consumiendo productos sin ser concientes de todo lo que cuesta producirlos, estamos inmersos en un sistema que no es sustentable. Me encanta reutilizar la madera porque trae marcas, colores y olores de otras vidas que se pueden reinterpretar de una manera creativa. Un pedazo de madera que lo ves tirado por ahí y de pronto pasa a ser parte de un mueble nuevo en el living de una casa es un acto mágico”.

–¿Que estás haciendo ahora?

–Desde hace un tiempo trabaja conmigo Antón, un catalán que se vino a vivir a Los Coihues. Estamos con varias cosas a la vez, entre ellas la ampliación de CHIMI, un bar de choris y cerveza artesanal que abrió en febrero último acá en Bariloche, es un proyecto de PL Arquitectura. En este bar hicimos la fachada, los revestimientos interiores y el mobiliario. Ahora vamos por la planta alta y a futuro por el patio.

También con el Estudio Pellegrini estamos haciendo un trabajo en Aguila Mora, un complejo de departamentos en avenida Bustillo. Nos tocó hacer revestimientos y muebles para el lobby.

Además vengo trabajando y experimentando con el hierro oxidado en muebles, decoración y como revestimiento de fachadas.

Siempre haciendo cosas nuevas y muchas de ellas son para clientes que reinciden. Y eso da satisfacción, también.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.