Quiénes son Rocío y Sofía, las metalúrgicas neuquinas

Son “las chicas molánicas” del momento. Crearon Mola, un emprendimiento mucho más que metalúrgico. Cuentan cómo las redes sociales son parte de la identidad de su trabajo diario.

13 sep 2018 - 21:48

Rocío Silka y Sofía Alonso habían aprendido a soldar como hobby, por insistencia de una amiga en común. Las tres provenían de las artes gráficas y la arquitectura, y se sentían atraídas por ese otro mundo de chispas y hierros que se malean para transformarse en objetos decorativos y muebles.

“Pero era como un chiste, incluso con un poco de miedo, a modo de juego”, recuerda Rocío. Las primeras fotos compartidas en sus perfiles personales de Facebook produjeron un efecto en cadena: amigas y familiares empezaron a encargar sus producciones. Así nació MOLA (la abreviatura de una herramienta clave en el oficio, la amoladora), un emprendimiento a prueba de prejuicios: mujeres imbuidas en el universo metalúrgico.

Con el nombre ya definido, el logo y la estética fluyeron rápidamente; y el gran salto comenzó con la difusión de sus productos en las plataformas digitales.

“Lo nuestro siempre fue Facebook, a nosotras nos llegan los clientes únicamente por ahí. Le debemos la vida a Facebook, porque es nuestro único canal de ventas y de comunicación. A cualquier hora nos contactan y nos hacen su pedido”, explica Rocío. El alcance orgánico, fresco y directo de sus publicaciones fue, al mismo tiempo, creando una comunidad que va mucho más allá del intercambio comercial.

Más información | La Escuela de Oficios, un espacio de aprendizaje y contención

“Con nuestros clientes –sigue Rocío– se crea un vínculo muy fuerte: desde que llegan a nosotras hasta que se lleva el producto, hay un ida y vuelta constante, donde le vamos mostrando los avances”. La gente le escribe para desearles una buena semana o mostrarles cómo empezaron a soldar. Así de intensa es la relación.

Ese vínculo hizo que los seguidores crecieran mucho y muy rápido, con un alto nivel de interacciones. Rocío y Sofía decidieron, sin demasiado ímpetu estratégico, mostrarse en forma genuina y creen que esa fue la clave, también, para que se produjera un crecimiento sustentable en las redes. “La gente no nos comenta cuánto sale, o cómo está hecho, o cómo lo hicieron, cuál es el material. Los comentarios son para felicitarnos, para compartirnos sus experiencias, para saber sobre nosotras. El mueble es la excusa para interactuar. El poder de Facebook en ese sentido es increíble”, resumen.

Más información | El paraíso de artesanos está en una recicladora de J.J. Gómez

La identidad de la marca caló tanto que hasta derivó en un adjetivo, #Molánico, que nació accidentalmente, cuando en realidad estaban tratando de cambiar el nombre de la marca, que al final mantuvieron. Una y otra vez, llegaban a MOLA, y en el proceso molánico se transformó en una actitud, una forma de ser, en la propia identidad del emprendimiento.

La gente se copó, lo entendió y lo adoptó. A partir de eso, empezamos a bautizar a los muebles que hacemos con nombres, pero muy personalizados, entonces esa personalización es #molánico. A nuestros clientes les decimos Molamigos”, dice Rocío. Y agrega: “La gente empezó a ver que nosotras no éramos mujeres soldando, o una marca de muebles, sino una manera de ser, una manera de vivir, una manera de decorar”.

Rocío y Sofía están metidas al 100% en el proyecto, comprometidas hasta el tuétano, e insisten en que la identidad de MOLA radica en su imagen, lo que muestran en las redes. “En todos los aspectos, MOLA fue siempre muy autodidacta, en las redes también, vamos probando... y así, cada vez con proyectos más grandes, con locales y creciendo”. Ésa es su bandera.

Señales
de identidad
Aprendieron a soldar como un hobby.
MOLA se afianzó cuando abrieron la Página de Facebook.
Hoy 100% de sus ventas se generan por y en Facebook.
Crearon comunidad en base a la interacción, el ida y vuelta con los clientes, con la construcción de una relación más allá de lo comercial, bajo el hashtag #Molanico
Reciben alrededor de 50 mensajes diarios por Facebook Messenger.
Son autodidactas, emprendedoras, creativas, inquietas.
Están dedicadas al 100% al proyecto.
Guillermo Feres Castillo

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.