Empresa italiana tras Moño Azul

Se trata del Grupo Orsero, dedicado al comercio y transporte de frutas. Habría definiciones en esta semana.



#

La firma valletana factura anualmente por la venta de frutas cerca de 40 millones de dólares.

Las fuertes versiones que corrieron estos últimos días en todo el Valle fueron confirmadas por directivos de la firma Moño Azul: el grupo Orsero hizo una propuesta formal para adquirir el 100% de las aciones de la firma valletana. Las fuentes mencionadas, que pidieron mantenerse en el anonimato por el contrato de confidencialidad que los liga a esta operación, aseguraron que esta última semana fueron intensas las negociaciones en el Alto Valle y en Buenos Aires con los distintos abogados y accionistas para terminar de evaluar la nueva oferta.

El Grupo Orsero es de origen italiano y sus empresas se dedican al transporte y comercialización de frutas en todo el mundo. El Grupo mantuvo un fuerte hermetismo al ser consultado por el tema. Cabe recordar que, hace más de un mes, su titular, Antonio Orsero, confió en ese momento a este diario que “no tenía intenciones, por ahora, de hacer una oferta sobre Moño Azul”. Pero los tiempos y las necesidades cambian.

La propuesta, que se definiría en los próximos días, cuenta con el pago en efectivo del 80% del valor del 100% de las acciones de Moño Azul. El restante 20% se abonaría en 24 meses y este valor se tomaría como fondo de previsión por juicios y valores a consolidar que todavía tienen que ser certificados por los auditores del Grupo Orsero.

La operación se debería cerrar antes de fin de año y el acuerdo detalla que parte del actual directorio

continuaría en manos de Moño Azul, por lo menos en el próximo año, aunque la mayoría quedaría en manos del grupo italiano.

No todos los activos de la empresa entrarían en el acuerdo de venta.

Las chacras productivas, con alrededor de 1.200 hectáreas de peras, manzanas y carozos, y el servicio de empaque y frío con los dos estableci- mientos que posee Moño Azul en Vista Alegre y Villa Regina, es lo que quedaría en manos del Grupo Orsero. También ingresarían en la conversación los negocios que posee la firma en el segmento comercial norteño con las operaciones de los cítricos.

Los activos que no estarían contemplados en el acuerdo serían las 8.000 hectáreas que están en la planicie (Neuquén), las más de 100 hectáreas que se encuentran en la zona del tercer puente (Neuquén), el diferimiento impositivo en San Juan sobre el cual la firma familiar tiene hoy una participación accionaria importante y las propiedades de la firma Pionera SA, de la cual aproximadamente el 76% de las acciones corresponde a Moño Azul SA y el restante 24%, a accionistas de la misma empresa frutícola.

“Se está analizando esta nueva propuesta y en los próximos días debemos dar respuesta a la misma”, confió uno de los directores de Moño Azul a este diario. Al ser consultado sobre si todos los accionistas están de acuerdo en vender, independientemente de que el comprador sea el Grupo Orsero o el Grupo Univeg, la respuesta fue tajante: “Si todos queremos vender, lo que tenemos que terminar de analizar es el precio real que puede pagar el mercado por una empresa como Moño Azul”.

(Redacción Central)


Comentarios


Empresa italiana tras Moño Azul