Empresario con apoyo comunista



Tomás Hirsch, un mediano empresario fotográfico hijo de padres judío-alemanes, va por segunda vez tras la presidencia chilena apoyado por comunistas, humanistas y grupos "antisistema''. Hirsch, de 49 años, calmado y seguro de sí mismo, es quien mejor aprovechó los dos foros televisivos presidenciales para dar a conocer la ideas de su sector. Casado, padre de dos hijos, representa al pacto electoral Juntos Podemos Más, que aglutina a los partidos Comunista y Humanista y a pequeños grupos que se declaran "antisistema'', todos críticos del gobierno del presidente Ricardo Lagos.

La alianza de Hirsch, que carece de representantes parlamentarios a causa de un sistema electoral que proscribe a las minorías políticas, obtuvo en las elecciones municipales del 2004 un sorpresivo 9%. Es hijo de un matrimonio judío-alemán que en la adolescencia se alejó de la religión y se acercó a la secta de Silo, dirigida por el argentino Mario Rodríguez Cobos, cuyos postulados semejantes a los que enarbolaron los hippies fueron la base del Partido Humanista, PH. Hirsch abandonó sus estudios de Ingeniería Civil Industrial después de tres años y se marchó por varios meses a Europa en 1978, en plena dictadura militar del general Augusto Pinochet. Se dedicó a los negocios y es socio de una cadena de locales de revelado fotográfico y de otras dos empresas del rubro. Fue uno de los fundadores del PH, en 1987, que se sumó a la alianza opositora que derrotó en las urnas a Pinochet. (AP)


Comentarios


Empresario con apoyo comunista