Empresario “justiciero” dice que es inocente



BUENOS AIRES (DyN).- El empresario que ultimó a dos delincuentes e hirió a un tercero, quedó alojado ayer en la cárcel de Marcos Paz, luego de sostener ante la Justicia que actuó en defensa propia y que los ladrones se habían apoderado de su arma cuando lo golpearon para sacarle el dinero y se disponían a matarlo.

Fuentes judiciales indicaron que hubo varios testigos que aseguraron haber escuchado a los ladrones decir “matalo, matalo”, pero el empresario José Mainardi habría logrado recuperar el arma y gatillar contra los sospechosos.

Mainardi también pidió que se investigue la “salidera” que sufrió, ya que no tiene dudas de que fue “marcado” con la ayuda de alguna persona que estaba en el banco, señalaron los voceros.

Lo cierto es que ahora, el juez Vicente Cisneros esperará diez días para resolver la situación de Mainardi, atento a una serie de pericias que podrían clarificar la situación.

El hermano del empresario, Marcelo, afirmó que el detenido “no es un justiciero”, y advirtió que “hay que estar en la situación” para saber cómo se va a reaccionar en un momento límite como ese.

Mientras tanto, el tercero de los sospechosos que fue herido y sobrevivió a la balacera se encuentra internado en el Hospital Argerich, donde iba a ser sometido a una intervención. Todo ocurrió en el mediodía del viernes pasado, cuando Mainardi, un empresario de la construcción, retiró 10 mil pesos del Banco Nación, ubicado en Paraguay y Carlos Pellegrini, y caminó cuatro cuadras rumbo a su oficina. Al llegar al cruce de Córdoba y Suipacha, tres hombres que iban en un moto lo cercaron para robarle pero el empresario se defendió y terminó dando muerte a dos de los sospechosos.

Bajo el cargo de “doble homicidio y lesiones”, Mainardi dio durante dos horas ante la Justicia su versión de lo que había pasado. Según relató, dos de los ladrones lo sorprendieron a los golpes, mientras que el conductor de la moto subió a la vereda con el vehículo y también lo cercó.


Comentarios


Empresario "justiciero" dice que es inocente