Empresarios ganaderos reclaman “voluntad política” para superar dificultades

“Que Uruguay y Paraguay exporten más carne que nosotros es doloroso” dicen, mientras llaman a imitar fórmulas exitosas aplicadas en países vecinos.



#

Los empresarios ganaderos de las principales razas carniceras de la Argentina reclamaron medidas para estimular la venta de carne y genética bovina al exterior, y consideraron que las dificultades que enfrenta el sector se “solucionan” con “voluntad política”. “Un desafío para el 2013 será luchar para poder liberar muchas barreras sanitarias que rigen con muchos países que nos han pedido genética bovina: queremos que nos ayuden a exportar y colocar nuestra genética en muchos mercados mundiales”, explicó el presidente de la Asociación Argentina de Angus, Alfredo Gusmán. El criador confió que para ello “se deben arreglar los protocolos que tenemos en el Senasa” y consideró que este tipo de cuestiones, “es un tema de dedicación para forzar la exportación de carne y genética bovina”. “La política ganadera logró que se perdiera bastante stock ganadero, y aunque nos benefició en materia de precios, creemos que este debe ser un sector que funcione y donde todo el mundo gane plata: los mercados perdidos, no los hemos recuperado y ver que países más chicos como Paraguay y Uruguay exportan más carne vacuna que Argentina, es doloroso”, explicó. También el titular de la Asociación de Criadores de Hereford, Esteban Louge, consideró “no advertir” un cambio de actitud por parte del gobierno nacional y aseguró que le “encantaría que modificaran la política (ganadera) para beneficio del país, por las divisas que ingresarían”. Para Louge, “el tema es fácil de solucionar, hay que tener voluntad política”. Según el criador de Hereford, “actualmente vendemos al exterior la carne bovina a un valor de entre 500 y 800 dólares más cara que la que venden nuestros competidores, con lo cual tenemos un problema de atraso cambiario que con la inflación hace muy difícil colocar carne en el mercado externo”. Los ganaderos considera que la vigencia del ‘dólar carne’, conformado por el valor del dólar oficial menos el quince por ciento de retención que se aplica a las exportaciones cárnicas, no ofrecen condiciones de rentabilidad necesarias para encarar la búsqueda de compradores externos. Louge admitió que hay ganaderos que “se ponen contentos” con los incrementos en los consumos domésticos que exhibe las carnes blancas o ovinas, porque esto “deja mayores excedentes de carne vacuna para exportar”. Desde las dos asociaciones ganaderas que concentran a las principales razas bovinas del país ponderan los logros que en materia de política ganadera a obtenido Uruguay, a partir de la estrategia impulsada por el presidente José Mujica, ya desde cuando era ministro de Agricultura. “Esto es lo que deberíamos hacer pero lamentablemente hay poca gente que lo ve: hoy nuestra riqueza está en el crecimiento de la población asiática, donde la demanda de carne es inmensa y la estamos desaprovechando”, explicó Louge. El respecto, Gusmán explicó: “es un momento especial, ya que podemos decir un montón de cosas que hace un año eran significativas, pero que en el contexto mundial actual hace que no tengamos la demanda que teníamos hace dos años, cuando comenzó la crisis europea”. El directivo de la entidad que nuclea a los principales criadores Angus sugirió que la política exportadora de carnes de Uruguay “funcionó relativamente bien, y cuando hay fórmulas exitosas, imitarlas no es malo”.


Comentarios


Empresarios ganaderos reclaman “voluntad política” para superar dificultades