Empresarios ven una buena señal para las inversiones

Apuestan a que la nueva ley producirá un aumento de las exploraciones, pero advierten que "bajos precios internacionales y elevados costos internos siguen siendo una barrera para competir".

BUENOS AIRES (ABA) - Sobre el umbral de un nuevo aniversario de la fecha consagrada a la actividad, la "ley de inversiones mineras" aprobada el jueves pasado por el Congreso Nacional cambió la cara de los involucrados en el sector.

Como una "muy buena noticia" fue recibido el texto legal por la Cámara de Empresarios Mineros. "Es un importante paso para recuperar las inversiones en el área, aún cuando subsisten dos importantes obstáculos que son los otros costos internos y los precios internacionales de los metales que están en su nivel más bajo", dijo Víctor Di Meglio, un alto funcionario de la entidad.

Impacto real

La ley marca dos grandes innovaciones: Por un lado se concede la devolución del Impuesto al Valor Agregado sobre lo invertido en exploración; por el otro, se exceptúa a las empresas mine-ras del pago de gravámenes sobre bienes de capital (por ejemplo, maquinarias para el rubro).

"La exploración es una activi-dad de alto riesgo y muchas ve-ces se pierde todo lo invertido. Por eso la rebaja de costos es e-sencial para que los inversionis-tas no opten por marcharse al exterior, que es lo que estaban pre- viendo", dijo el vicepresidente de la CAEM, Jorge Fillol Casas.

Subrayó que "con el reintegro del IVA se rebajarán los costos de la actividad entre el 10 y 12 %".

En concreto, se le otorgará a las empresas mineras un crédito por lo abonado en concepto de importaciones o adquisición de bienes y servicios.

La norma de inversiones mineras fue sancionada por unanimidad, siendo uno de los impulsores el senador sanjuanino José Luis Gioja. En realidad, se tomó como base el proyecto movilizado desde la Cámara Baja por la diputada Cristina Zuccardi.

En realidad -interpretan los especialistas-, con la flamante legislación se ingresaría en un escenario similar al que provocó el boom de las inversiones creadas a partir de la desregulación del sector en 1991, que posibilitó el desembarco del sector privado.

Tal es así que desde la década del 70 hasta comienzos de los 90 (cuando el Estado era casi el usufructuario excluyente), la inversión en exploración rozaba los 6 millones, en tanto que en los últimos 10 años pasó a ser de 120 millones de dólares; la producción subió en esta década de 300 a 1300 millones y las exportaciones de 35 a 765 millones.

Pero a partir de 1998 se empezó a incrementar la presión impositiva por lo que muchos proyectos se postergaron.

¿Con la reforma legal de la semana pasada la exportación podrá ascender a los 2000 millones de dólares como se especulaba?, preguntó este diario a Di Meglio, gerente de CAEM.

"Son proyecciones sobre las iniciativas que estaban a la espera de una mejor oportunidad, pero en un más largo plazo es posible que se llegue a esa cifra", especuló el especialista.

Por lo pronto -continuó- es un buen paso hacia la recuperación de la estabilidad fiscal que en estos últimos años se fue perdiendo. La seguridad jurídica, fue el instrumento clave del crecimiento en el momento de las privatizaciones.

Esperanzas en Los Menucos

Los integrantes de la Cámara de Empresarios Mineros entienden que Los Menucos -en la Línea Sur rionegrina-, es la zona más activa de la región en cuanto a exploración.

"Allí hay varias empresas explorando sobre oro y plata. Todavía no hay descubrimientos pero siguen investigando, es decir, existe un movimiento importante", indicó Di Meglio.

Entre las compañías que están en Los Menucos, citó a "Río Tin-to", la canadiense "IAM Gold" y "Montasing Manning".

Sobre la provincia de Neuquén, un vocero de la Cámara empresaria se mostró optimista, aunque cauto, sobre el anuncio de la administración conducida por Jorge Sobisch de liberar áreas y licitaciones, lo que "puede abrir expectativas para explorar".

Acerca de Andacollo, la fuente apuntó que "es una pequeña mina de oro y plata que está paralizada -al menos eso ocurría hace poco tiempo atrás-, por dificultades financieras".

El otro emprendimiento que puede impactar en al provincia es el del yacimiento de Potasio ubicado en el límite entre Mendoza y Neuquén, especuló.

Neuquén busca introducir valor agregado

NEUQUEN (AN).- El mecanismo de alianzas estratégicas que la administración de Jorge Sobisch inició el año pasado con Repsol-YPF se extenderá a la actividad minera en busca de captar capitales nacionales y extranjeros que incorporen valor agregado a la extracción de las materias primas. Con dos ejemplos en la mano -el de Potasio Río Colorado, que supone una inversión global de 300 millones de dólares en la zona de Rincón de los Sauces, limítrofe con Mendoza, y el de Minera Oro Andacollo-, la provincia impulsa la diversificación de proyectos.

En ese punto, la apuesta más ambiciosa se jugará con la Agencia de Desarrollo y Comercio de los Estados Unidos, que pivoteará en torno de otras dos iniciativas: la producción de soda solvay y una planta de elaboración de urea y fertilizantes químicos complejos, ambos con localización posible en la Ensi de Arroyito.

Ambos resultan de vincular proyectos con emprendimientos ya en marcha y con una industria consolidada en Neuquén: la del gas y del petróleo. En efecto, al tiempo que existe un plantel con alto grado de calificación -en la fábrica de agua pesada de Arroyito- y un importante desarrollo en la actividad hidrocarburífera, la fabricación de soda solvay con tecnología japonesa y de fertilizantes químicos complejos, además de urea, con una capacidad de producir un millón de toneladas anuales, servirán para generar medio millar de empleos en forma directa y otros ingresos a la provincia. El ahorro por sustitución de importaciones de soda solvay reportaría 32 millones de dólares al país.

Martín Palacios, director de Minería de la provincia e interventor de Cormine -la empresa estatal del área-, describió las nuevas condiciones del sector a partir de la sanción de la ley que modifica la sancionada hace siete años y que libera la carga fiscal en la actividad exploratoria, tal como pidió la cámara que agrupa a los empresarios mineros.

La superficie provincial bajo exploración abarca unas 39 mil hectáreas, una importante retracción de la actividad en dos años, cuando se llegaba a 120 mil hectáreas. Palacios atribuyó la situación a "actitudes especulativas de algunos "productores" meros tenedores de derecho".

El plan se realiza en el contexto del retiro del Estado del negocio minero como empresario, aunque preservará su función de garante de la seguridad jurídica de las inversiones y las condiciones que las generaron. En paralelo, se desarrollará una minería industrial con incorporación de valor agregado y se asistirá a las pequeñas y medianas empresas mineras, mayoría en la actividad en la provincia.


Comentarios


Empresarios ven una buena señal para las inversiones