En 10 años, el agua será medida en Neuquén

NEUQUÉN (AN).- El marco regulatorio del agua para Neuquén capital contemplará que, en un cronograma escalonado, todo el sistema pase a ser medido. El plazo que se estudia en la comisión que lo está redactando es de diez años, tiempo en el que el municipio y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) deberían ponerse de acuerdo y firmar un contrato de concesión que ordene, entre otras cosas, quién y cómo se realizarán las inversiones para modernizar la red. El proyecto llegará a la comisión de servicios públicos en las próximas semanas, cuando se retome el ritmo de trabajo que se vio afectado por las campañas electorales. El borrador ya está listo y fue trabajado entre un grupo de concejales, representantes del EPAS y de la municipalidad. Ese texto pone en un papel que el poder concedente es la municipalidad, que el concesionario es el EPAS y que decisiones como el monto de la tarifa pasarán por el Concejo Deliberante. “Ya no será una resolución del EPAS, como fue hasta ahora. A partir del contrato de concesión, el responsable será el Concejo Deliberante”, explicó Marcelo Bermúdez, uno de los legisladores que trabajó en el texto. Entre las novedades que incluye la norma se establece que el servicio será medido, una opción que años atrás, cuando se intentó por primera vez sancionar un marco regulatorio, conspiró contra el proyecto. “Hoy por hoy el servicio es tarifa plana que genera injusticias, porque el más prudente sólo usa el agua para satisfacer sus necesidades, paga lo mismo que el que la derrocha. Se tiende a que el servicio sea medido, pero eso será en un plan de inversión: mientras tanto coexistirán los dos sistemas de medición y, en 10 años, el servicio será totalmente medido”, detalló el concejal.


Comentarios


En 10 años, el agua será medida en Neuquén