En 30 días firmarán la prórroga de la concesión del casino

Preacuerdo para que Magic invierta 15 millones de dólares



LOS ANGELES, California.- El gobierno cerró ayer aquí con Casino Magic un preacuerdo de inversión de 15 millones de dólares en obras que la empresa realizará, a cambio de una extensión anticipada de la prórroga de la licencia para la explotación de las salas de juego.

Fuentes del gobierno informaron que la nueva licencia será firmada en Neuquén dentro de unos 30 días, aunque en la entrevista mantenida con "Río Negro" el gobernador Jorge Sobisch estimó que esto puede suceder antes.

A cambio de garantizarse el negocio hasta el 2021, la empresa construirá una nueva sala de juegos en la ciudad de Neuquén y un hotel de cuatro o cinco estrellas, en un predio ubicado sobre la ruta nacional 22, probablemente en el terreno donde funcionaba la fábrica de bins de plásticos Conarsa.

Casino Magic devolverá a la provincia el edificio que explota en el aeropuerto una vez finalizadas las obras. Las autoridades todavía no tienen definido qué hacer cuando la empresa realice la mudanza, pero una de las posibilidades es incorporarlo en la oferta de privatización del aeropuerto de Neuquén, cuya licitación ya fue lanzada por el gobierno en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Los casinos que manejaba la provincia pasaron a manos privadas en diciembre de 1994, en el gobierno anterior de Sobisch. El proceso de privatización, al igual que el de TAN fue, en los años 90, motivo de una de las tantas peleas feroces que el sobischismo libró con el sector liderado por Felipe Sapag.

La licencia de Casino Magic vence en el 2006, pero la empresa, con sede en Las Vegas, Estados Unidos, quiere 15 años más de concesión y acelera los tiempos para mantener la iniciativa y evitar competidores dentro de cinco años. Por abandonar el edificio, la compañía de juegos tiene derecho, por la contrato vigente, a pedir una reducción del canon que paga a la provincia. Es un tema que aún está en discusión pero que puede llegar a representar una caída para el tesoro de 220 a 180 mil pesos mensuales.

Aun renovando la licencia, la empresa continúa manteniendo la exclusividad del acceso a salas de juego en un radio de 50 kilómetros, que se toman en cuenta desde el sitio en el que están ubicados sus negocios, es decir la ciudad de Neuquén y San Martín de los Andes.

Un tramo interesante de la negociación es el pedido que formula la provincia para que Casino Magic levante las demandas judiciales iniciadas contra la provincia por el cobro de tasas municipales, decisiones que modificaron jurídicamente su contrato original y que hoy representan juicios contra el Estado provincial por una cifra superior a los dos millones de pesos.

Este es uno de los puntos importantes de las tratativas, porque el canon municipal de un peso por cada persona que ingresa a las salas del casino es una bola de nieve que el gobierno quiere frenar antes de que se transforme en inmanejable.

En la concesión renovada, la provincia retirará el paraguas jurídico que cubre a los municipios y esto significa que si Neuquén y San Martín no dan marcha atrás con el cobro de sus tasas se harán responsable ante la justicia de los reclamos que puede llegar a formular Casino Magic en el futuro.

Una trama financiera entre tres empresas por 675 millones de dólares

NEUQUEN (AN).- Tres grandes del petróleo y la petroquímica, la entonces YPF, Petrobras y Dow Química -a razón de 38, 34 y 28% respectivamente- se asociaron en el invierno de 1997 en la Compañía Mega con la idea de sacar el máximo de jugo al yacimiento gasífero Loma de la Lata. Aportaron 380 millones de dólares para tender un gasoducto desde el yacimiento neuquino a lo largo de 600 km hasta Bahía Blanca. El total de la trama de inversiones asciende a 675 millones de dólares -429 millones en total con las instalaciones incluidas, y 249 millones en costos financieros, de desarrollo y fiscales. Los intereses eran coincidentes: Repsol necesitaba ampliar su negocio de explotación de gas y en petroquímica, Dow requería materia prima para sus plantas en Bahía y Petrobras debía abastecer a su país, que ya entonces necesitaba una inyección a su sistema de generación energética.

En el extremo neuquino se construyó la planta de turboexpansión más grande del país, para procesar diariamente 36 millones de metros cúbicos de gas, del que se separa el metano del etano, propano, butano y gasolina. Los líquidos del gas se inyectan en el poliducto a Bahía, donde sufren otro proceso de separación. En destino se construyeron otra planta con tres torres, depósitos e instalaciones de carga. El etano se deriva a Petroquímica Bahía Blanca almacenaje y el propano, el butano y la gasolina se almacenarán en una planta de esa estación portuaria para ser exportados al Brasil.

Cada una de las socias interviene en una parte del proceso: Repsol-YPF aporta con el yacimiento que tiene concesionado hasta 2027 y garantiza la provisión de gas desde las áreas de Aguada San Roque, Aguada Pichana y Sierras Blancas, y también forma parte de PBB y Polisur con Dow, que también tiene una planta en ese polo petroquímico. Petrobras se encarga del transporte al Brasil.

En la ingeniería del proyecto intervinieron Snamprogetti, de Italia; los equipos y la construcción del ducto se adjudicaron a un consorcio de JGC de Japón; Saipem de Italia, y CPC de Argentina, y el gerenciamiento estuvo a cargo de la también italiana Technip.


Comentarios


En 30 días firmarán la prórroga de la concesión del casino