En Bariloche los radicales admiten la derrota



Actualizado a las 20:43

San Carlos de Bariloche (Télam).- El radicalismo de Bariloche, al que pertenecen el intendente Alberto Icare y la mayoría del Concejo Deliberante, reconoció esta noche su derrota electoral ante el kirchnerista Frente para la Victoria (FPV) "por un margen irreversible". Aunque pasadas las 20 horas aún no se habían difundido resultados oficiales para esta ciudad y seguían siendo inciertos los de la provincia, el presidente del Comité Bariloche de la UCR, Hugo Castañón, dijo a Télam que el FPV se impone en los sondeos preliminares a nivel comunal con un 47 por ciento de los votos, contra un 33 por ciento del radicalismo.

El dirigente atribuyó la derrota al efecto "de arrastre" del presidente Néstor Kirchner, quien según afirmó "tiene un 65 por ciento de imagen positiva en Bariloche". La provincia de Río Negro renueva hoy dos bancas de diputados, para las que se candidatean los kirchneristas Julio Arriaga (de Cipolletti) y Silvina Díaz Larraburu (Bariloche), y los radicales Hugo Cuevas (Cervantes) y Beatriz Iparraguirre (Bariloche).

"Kirchner captó el 30 por ciento del electorado independiente que hay en Bariloche", afirmó Castañón, aunque agregó que "el radicalismo obtuvo entre 13.000 y 14.000 votos, lo que es muy bueno". El titular del radicalismo barilochense dijo que hubo alrededor de un 5 por ciento de voto en blanco, y destacó que "el resto de los partidos sacó un porcentaje mínimo de votos, por lo que la elección se polarizó entre los grandes partidos".

Por su parte, el senador nacional Miguel Pichetto (PJ) celebró el triunfo del FPV en Bariloche, y analizó que "es mérito de la gestión del presidente, pero también de dos excelentes candidatos". Respecto del resto de la provincia, Pichetto dijo que el Frente para la Victoria también se impuso con comodidad en Cipolletti, y que aún restaba por definirse los resultados de General Roca y Viedma, donde habría ventaja para el oficialismo radical.

El diputado nacional Osvaldo Nemirovsci (PJ) declaró a su turno que "en Bariloche se registra un triunfo muy claro, de casi un dos a uno, y por ahora en la provincia es confuso". También destacó que "hubo una fuerte ponderación a la gestión de Kirchner y a la vez un voto de advertencia o rechazo a Icare, que se jugó por el candidato radical".


Comentarios


En Bariloche los radicales admiten la derrota