En Bariloche, uno de cada tres maneja bajo los efectos del alcohol





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La reanudación de los controles de alcoholemia permitió establecer que durante las madrugadas de los fines de semana uno de cada tres conductores circula después de haber consumido bebidas alcohólicas en exceso, al menos para conducir automóviles. El preocupante porcentaje de infractores, sin embargo, es inferior a los primeros que se realizaron en la ciudad en 2007, cuando se comprobó que el 50 por ciento de los conductores había bebido más de lo permitido.

Los controles sorpresivos los realizó en distintos puntos de la ciudad el personal de la Tercera Zona de Tránsito y Seguridad Vial durante las madrugadas del sábado y del domingo, luego de que las autoridades municipales y policiales readecuaran el convenio de colaboración para que la Policía pueda ejecutar controles sin la presencia de inspectores de tránsito.

Los operativos requirieron la presencia de 14 agentes, 4 móviles y el médico policial de turno, un móvil de la Unidad de Ejecución Penal para el eventual traslado de detenidos, y una grúa para depositar los vehículos de los infractores en el Playón Municipal. En esta ocasión acompañaron al jefe de Tránsito, comisario César Potás, el director de la cárcel local, Marcelo Ríos, el de Defensa Civil de la Municipalidad, Carlos Aristegui, y un miembro del Consejo de Seguridad.

Entre los 60 controles selectivos realizados en la madrugada del sábado establecieron que 20 conductores superaban el límite de alcohol permitido, de 0,5 gramos por litro de sangre, pero sólo fueron retenidos 5 vehículos, porque el resto pudo continuar la marcha conducido por algún acompañante.

Uno de los conductores quedó detenido por una contravención, relacionada con la resistencia ofrecida al control, y entre los prevenidos también hubo un conductor de taxi, aunque explicó que no estaba de servicio, y que la pasajera que transportaba era su amiga.

En la madrugada del domingo los agentes realizaron 65 controles , con 21 resultados positivos, también debieron acarrear 5 vehículos al Playón Municipal, y hubo dos personas detenidas por contravenciones, que fueron trasladadas al calabozo de la comisaría Segunda.

El comisario Potás anunció que os operativos sorpresa de control de alcoholemia van a continuar en distintos puntos de la ciudad, tal como se vienen ejecutando desde hace algún tiempo en las principales ciudades del país, con el objeto de reducir el número y la gravedad de los accidentes de tránsito.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Bariloche, uno de cada tres maneja bajo los efectos del alcohol