En busca de arena con sello nacional

YPF comenzará a explotar una cantera en chubut, a 40 kilómetros de gaiman.



#

Matías Subat

Vivir con lo nuestro

La arena es por estos tiempos el insumo que más dolores de cabeza les trae a las empresas que se embarcaron en la aventura del shale. Por un lado, el costo es altísimo: cuesta uno de cada tres dólares que se invierten en una fractura; por otro, los desafíos logísticos para su traslado son considerables, máxime cuando la mayor parte del agente sostén viene del exterior y debe recorrer miles de kilómetros en camión. Con todo ese problema en la mira, YPF trabaja en la explotación de arena nacional. Esto implica detectar bancos donde el grano de minerales sea apto para las enormes presiones que debe soportar bajo tierra dentro del proceso de fracking. Hasta aquí, el mayor volumen del recurso nacional provenía de Entre Ríos. Ahora todas las miradas apuntan a Chubut. Según informó esta semana la compañía que conduce Miguel Galuccio, se proyecta desarrollar una factoría de arena a 40 kilómetros de la localidad de Gaiman, que además de una cantera incluirá tareas de lavado y selección. YPF realiza por estas horas los estudios de desarrollo, que incluyen el cálculo de reservas y los modelos industriales que permitirían su puesta en producción. Según informó el diario chubutense “El Patagónico”, los trabajos comenzarán en agosto y la idea es comenzar a producir en el primer trimestre del 2015. “La empresa evaluó otras cuatro áreas en el país y finalmente se inclinó por Chubut, por la excelente calidad de los materiales de la zona”, explicó el gobernador Martín Buzzi. “La apertura de esta nueva actividad productiva nos coloca en la primera línea de proveedores de la actividad de los no convencionales, que es el futuro de los hidrocarburos. Vaca Muerta es el principal proyecto argentino, pero luego vendrán otros a los cuales podremos abastecer a partir de esta iniciativa de YPF”, agregó. El agente sostén que se utiliza para las fracturas locales proviene en su mayoría de Brasil, China y Estados Unidos. Existen tren tipos de “arenas”: la natural, que se utiliza en granulometrías finas; la resinada, que es igual pero sufre un proceso que le permite mejorar la permeabilidad, y los cerámicos, que son artificiales y soportan más presión, con granos más grandes. Estos últimos, lógicamente, son los más caros.

La arena es un insumo clave en la producción shale: se lleva uno de cada tres dólares de una fractura.


Comentarios


En busca de arena con sello nacional