En busca de la actualización



#

El reclamo llegó hasta cortar los puentes Cipolletti-Neuquén.

Actualizarse en el mundo de los camiones representa una inversión de muchos miles de pesos. Por eso muchos propietarios que no cuentan con los recursos para hacer frente a un desembolso tan significativo, continúan reclamando desde hace años la ayuda del Estado para poder acceder a créditos que permitan la renovación de la “flota de tercera generación”. Los trabajadores, que transportan ladrillos, áridos, frutas y hacen fletes, piden créditos blandos a Nación para poder cambiar sus vehículos ya que algunos tienen más de 60 años de uso. Como en oportunidades anteriores, este año hicieron “marchas y movilizaciones” con los propios vehículos. “Queremos una solución, que alguien nos atienda. El pedido es nacional, pero queremos que alguien nos ayude. No nos van a dejar circular más, dicen que los modelos 95 ya son un peligro para la ruta ¿y para nosotros qué queda? El año que viene no vamos a poder trabajar más por las rutas nacionales y somos el sostén de nuestras familias”, aseguró César Lagos, hace poco cuando se trasladaron hasta Neuquén, donde los camioneros de la “tercera generación” realizaron una protesta frente a la Casa de Gobierno para pedirle a la provincia una ayuda para poder cambiar los modelos. Hace más de tres años que los camioneros están solicitando que se los beneficie con una línea de créditos flexibles para poder cambiar sus camiones, que por el modelo ya ni siquiera están habilitados para circular en ruta. La mayoría data de los años 57, 60 y 70. Se trata de transportistas de ladrillos, áridos, leña, fruta y fletes de todo el Alto Valle de Neuquén y Río Negro. La “problemática” también afecta a camioneros rionegrinos. Sergio Frit uno de los voceros del sector, luego de un corte de puente entre Cipolletti y Neuquén, se quejó porque en el gobierno rionegrino “saben de nuestra problemática porque estamos reclamando alguna ayuda desde hace tres años pero nadie nos da una respuesta. En poco tiempo los camiones no podrán circular por las rutas nacionales porque no cumplirán con los requisitos que exige la ley. Nosotros tenemos familias para mantener. No queremos que nos regale nada”. Los propietarios de estos vehículos pretenden una ayuda para gestionar créditos porque en forma individual no logran que los bancos les brinden líneas de financiamiento acorde a sus necesidades. Esos vehículos habitualmente son utilizados en la cosecha frutícola, por lo que permanentemente circulan por las rutas de la región. Con la 22 desbordada de vehículos y el proyecto de su ensanchamiento todavía lento, la presencia de estos camiones en la cinta asfáltica representa un peligro para los demás. Los dueños de los camiones lo saben, pero para ellos es un medio de vida.


Comentarios


En busca de la actualización