En casa, otra historia

Superó al flojo Argentinos con goles de Vietto y Pelletieri.




#

Racing venía de fallar feo ante Atlético Rafaela, con un 0-3 sobre sus espaldas, y no podía repetir en casa. El choque con Argentinos era vital, lo sacó adelante sin mayores problemas y la gentes aplaudió al equipo por el 2-0, en el arranque de la segunda fecha del torneo Final.

La Academia tuvo un arranque “furioso” en el Cilindro de Avellaneda y estuvo muy cerca de ponerse en ventaja en el primer cuarto de hora. A los dos minutos, hubo un claro penal a Luciano Vietto que Pablo Díaz cobró afuera del área y más tarde, llegaron un par de ocasiones muy claras, que no terminaron adentro de milagro.

En ese lapso sobresalieron Iván Pillud con las escaladas por derecha, Mauro Camoranesi con algunas apariciones de calidad y Vietto, una pesadilla para la defensa rival. El que falló en la puntada final fue José Sand, que mandó a la tribuna una bola clara de gol y desperdició otro tiro libre, con un disparo suave a las manos de Nereo Fernández.

¿Argentinos? Sin respuestas, con Juan Anangonó demasiado aislado y dos líneas de cuatro que presentaron más combate que juego.

La justicia en el marcado llegó a los 33. Vietto recibió desde un lateral, la aguantó, encaró y cuando vio el hueco, antes del entrar al área, la puso justa, pegada al palo. Golazo del juvenil de Racing, quien se llegó todos los aplausos de la primera mitad y ratificó que lo del año pasado no fue una casualidad.

El complemento empezó como el partido, con el local muy superior y agresivo. Al buen trabajo de Pillud se sumó el de Martín Pérez Guedes por izquierda y así, Argentinos quedó acorralado. La Academia lo dominó en todos los sectores y por eso Vietto tuvo el segundo y Pérez Guedes metió una “bomba” al ángulo, pero Díaz no convalidó por posición adelantada de Sand.

A partir de los 20, la historia cambió. Con más ganas que fútbol, el visitante se dio cuenta que podía lastimar y de a poco metió a Racing atrás. Con Anangonó como referencia y algo más de presencia ofensiva con los relevos de nombre Leandro, Barrera y Caruso, el Bicho de la Paternal complicó y provocó alguna preocupación en el público de la Acadé.

Sin embargo, a los 29 llegó la solución para el equipo de Zubeldía. Pelota quita, buen centro de Vietto y aparición de Pelletieri. Nereo tapó el cabezazo del volante, pero dio rebote y el ex Lanús puso el tranquilizador 2-0. Por el desarrollo del partido y las pocas ideas de Argentinos, había olor a historia liquidada. Y así, fue, porque los 15 finales estuvieron de más. Racing sumó por primera vez y Argentinos sigue en cero.

fútbol de afa

FBaires


Comentarios


En casa, otra historia