En casa siempre gana

Cipolletti consiguió su primer triunfo en el Apertura y fue como local, donde no pierde desde hace 31 partidos. El ‘albinegro’ no jugó bien, pero logró una victoria clave para su recuperación, ante un clásico: Aldosivi.



CIPOLLETTI (AC).- Fue la presentación ante su público y si bien no brilló, consiguió quedarse con los tres puntos frente a un Aldosivi que lo complicó muchísimo en un partido de bajo nivel futbolístico. El tempranero gol del “Lenteja” Raúl Muñoz fue la única emoción de toda la tarde, pero a las cinco mil almas que inundaron la “Visera de Cemento” poco les importó porque nuevamente vieron a su equipo ganar. A la hora de repasar las situaciones claras de gol de ambos equipos, apenas aparece la jugada que terminó en el gol de Raúl Muñoz a los tres minutos del primer tiempo. Después, sólo algunos remates desde afuera del área, pero sin peligro, y algún que otro centro. Muy poco para un clásico del fútbol del interior. La gran cantidad de gente que estuvo en la cancha imaginó que vería un buen partido de fútbol por la calidad de los jugadores, por la historia y por la rivalidad entre cipoleños y marplatenses. Pero nada de eso ocurrió. Se tuvieron que retirar con hambre de fútbol, pero con una sonrisa porque Cipolletti consiguió el objetivo de ganar y mantuvo el invicto de local que ya lleva 31 partidos sin conocer la derrota. “Cipo” arrancó el partido con furia. Javier Muñoz luchó y ganó una pelota por la izquierda, se sacó dos defensores de encima y encaró en diagonal hacia el área. El “Toro” se iba, imparable, hacia el arco, pero a último momento vio al “Lenteja” que venía sólo por el medio y le puso la pelota al pie. El enganche sacó un derechazo razante que se metió junto al palo derecho de Cándido. Siguieron unos minutos más de control “albinegro”, pero no pudo aumentar la ventaja. A los 8 Javier Muñoz le arrebató la pelota a un “Leo” Ramos que ya casi no tiene nada de aquel que jugara en River, tocó para Ancatén y éste en cortada para Germán Alecha, pero el delantero el entró mordida y fue fácil para Cándido. Un par de minutos después el “Lenteja” envió un centro desde la izquierda que cruzó todo el área pero Landeiro no alcanzó a llegar por atrás. A partir de ahí el equipo se desinfló, perdió el control de la pelota, estuvo impreciso y mostró algunas desinteligencias defensivas (sobre todo para salir jugando). Tampoco era la tarde de Aldosivi, que no supo como aprovechar las ventajas que le daba Cipolletti. En el segundo, se paró un poco mejor en el medio y atrás, pero nunca pudo doblegar a su rival. Claro que los marplatenses prácticamente no mostraron nada en ataque. El reloj siguió corriendo y el partido se hizo cada vez más chato. La expulsión de Serradel (lo mejor de Aldosivi) hizo pensar que podría cambiar algo pero no sucedió. Cipolletti debía ganar y lo hizo. Ahora tendrá una semana tranquila para preparar el partido del próximo fin de semana frente a Brown, en Madryn, una tierra que le cae bien porque es en el único lugar en donde ha podido ganar como visitante en las últimas dos temporadas.

IPOLLETTI (AC).- Fue la presentación ante su público y si bien no brilló, consiguió quedarse con los tres puntos frente a un Aldosivi que lo complicó muchísimo en un partido de bajo nivel futbolístico. El tempranero gol del “Lenteja” Raúl Muñoz fue la única emoción de toda la tarde, pero a las cinco mil almas que inundaron la “Visera de Cemento” poco les importó porque nuevamente vieron a su equipo ganar. A la hora de repasar las situaciones claras de gol de ambos equipos, apenas aparece la jugada que terminó en el gol de Raúl Muñoz a los tres minutos del primer tiempo. Después, sólo algunos remates desde afuera del área, pero sin peligro, y algún que otro centro. Muy poco para un clásico del fútbol del interior. La gran cantidad de gente que estuvo en la cancha imaginó que vería un buen partido de fútbol por la calidad de los jugadores, por la historia y por la rivalidad entre cipoleños y marplatenses. Pero nada de eso ocurrió. Se tuvieron que retirar con hambre de fútbol, pero con una sonrisa porque Cipolletti consiguió el objetivo de ganar y mantuvo el invicto de local que ya lleva 31 partidos sin conocer la derrota. “Cipo” arrancó el partido con furia. Javier Muñoz luchó y ganó una pelota por la izquierda, se sacó dos defensores de encima y encaró en diagonal hacia el área. El “Toro” se iba, imparable, hacia el arco, pero a último momento vio al “Lenteja” que venía sólo por el medio y le puso la pelota al pie. El enganche sacó un derechazo razante que se metió junto al palo derecho de Cándido. Siguieron unos minutos más de control “albinegro”, pero no pudo aumentar la ventaja. A los 8 Javier Muñoz le arrebató la pelota a un “Leo” Ramos que ya casi no tiene nada de aquel que jugara en River, tocó para Ancatén y éste en cortada para Germán Alecha, pero el delantero el entró mordida y fue fácil para Cándido. Un par de minutos después el “Lenteja” envió un centro desde la izquierda que cruzó todo el área pero Landeiro no alcanzó a llegar por atrás. A partir de ahí el equipo se desinfló, perdió el control de la pelota, estuvo impreciso y mostró algunas desinteligencias defensivas (sobre todo para salir jugando). Tampoco era la tarde de Aldosivi, que no supo como aprovechar las ventajas que le daba Cipolletti. En el segundo, se paró un poco mejor en el medio y atrás, pero nunca pudo doblegar a su rival. Claro que los marplatenses prácticamente no mostraron nada en ataque. El reloj siguió corriendo y el partido se hizo cada vez más chato. La expulsión de Serradel (lo mejor de Aldosivi) hizo pensar que podría cambiar algo pero no sucedió. Cipolletti debía ganar y lo hizo. Ahora tendrá una semana tranquila para preparar el partido del próximo fin de semana frente a Brown, en Madryn, una tierra que le cae bien porque es en el único lugar en donde ha podido ganar como visitante en las últimas dos temporadas.

 

La defensa, lo mejor de Cipolletti

CIPOLLETTI (AC).- El rendimiento de Cipolletti tuvo sus puntos más salientes en su arquero y la defensa. Fue el bautismo del juvenil Guillermo Ferreira ante su gente y el arquero no sintió la presión. Estuvo seguro de arriba y para contener los remates desde afuera. No tuvo mucho trabajo, pero cuando se lo necesitó dijo presente. La defensa de tres volvió a ser sólida en la marca, con Medina, Martínez y Luján, pero entró en el desorden generalizado del equipo durante gran parte del primer tiempo, cuando tuvo que salir jugando. En el medio, mucha más lucha que juego. Landeiro, Flores, Homann y Ancatén entregaron mucho despliegue para recuperar el balón, pero pocas veces pudieron ser salida clara. Raúl Muñoz estuvo más apagado que de costumbre. Anotó el gol de la victoria aunque después no pudo entregar todo el fútbol que acostumbra. En el segundo tiempo fue reemplazado por Lorenzo Frutos, que durmió la pelota en los momentos justos. Adelante, para destacar el despliegue de Javier Muñoz que se movió por todo el frente de ataque pero estuvo impreciso para definir. Germán Alecha sigue peleado con la red. Apenas un par de cabezazos.

 

Landeiro: “No lo podíamos perder”

CIPOLLETTI (AC).- Cipolletti no jugó un buen partido. Los jugadores lo saben, pero eso ya poco importa porque el equipo sumó su primera victoria del torneo y se prende en la pelea. Esta vez Diego Landeiro no pudo hacer la diferencia por el costado derecho, pero resaltó el trabajo defensivo del equipo. “El partido se presentó muy trabado en la mitad de la cancha, ellos lo plantearon bien en ese sector, pero logramos una solidez defensiva que hizo que ellos no tuvieran situaciones de riesgo”, dijo. Luego agregó que “nos faltó fútbol, pero había que ganar como sea y lo logramos. Por como se pararon en el medio no podíamos proyectarnos mucho por los costados. Había pocos espacios y creo que eso nos benefició para tenerlos controlados”. Lorenzo Frutos, en tanto, afirmó que “hay partidos que jugás bien y terminás empatando como nos pasó en Bahía Blanca. Hoy (por ayer) no jugamos bien, pero había que ganar para estar prendidos arriba y conseguimos el objetivo y ante un rival complicadísimo”, aseguró el volante luego del partido.


Comentarios


En casa siempre gana