En casa y con papá nuevo: Riquelme volvió a Argentinos

JR volvió a La Paternal, criticó a Bianchi a su modo y, para él, ahora el mejor DT de Argentina es Borghi.



#

Fotoi DyN.-

Fútbol de la AFA

Algo se quebró entre ellos. Da la sensación que no volverá a ser lo mismo. El “yo de Bianchi no voy a opinar y ahora el mejor DT de Argentina está al lado mío (por Claudio Borghi)”, que espetó Riquelme fue un disparo directo al corazón del Virrey, pero también de los hinchas de Boca. Eran dos intocables para los xeneizes. Habrá que ver quién sale ileso.

Fue sorpresiva la frase de un Juan Román Riquelme que fue presentado como refuerzo de Argentinos al estilo de una estrella de rock.

Sentado en una mesa, junto a nuevos/viejos compañeros como el Lobo Cristian Ledesma y Matías Carusso, y dispensando elogios para el entrenador y el presidente del Bicho (Luis Segura), al “10” lo ovacionaron unas tres mil personas. Griterío que se hizo más intenso cuando Román dejó en claro su encono con Bianchi y su intenso lazo que lo unirá con un Argentinos al que intentará regresar a primera.

El hombre de la película, que jugará en el Bicho durante los próximos seis meses, no quiso pronunciarse respecto de su conflictiva salida de Boca, pero sí dijo en el caótico acto que se llevó a cabo en el Polideportivo Malvinas Argentinas: “A ver cómo lo digo: Primero, yo de (Carlos) Bianchi no voy a opinar”, descerrajó el “10”, que había calificado en reiteradas oportunidades que el actual entrenador xeneize era su “padre futbolístico” y el mejor DT “de Argentina”

Molesto por la indefinición que mostró el Virrey en su puja con la dirigencia xeneize, Riquelme prefirió obviar el comentario sobre el técnico más ganador de Boca. No comentó pero lo hizo, porque en el juego de los mensajes encriptados, Riquelme es un as.

O sea que a su manera, sin pronunciarse en forma contundente pero dejando un mensaje en cada frase, redobló la apuesta y mandó un sugestivo tiro por elevación, al afirmar que “a partir de hoy, el mejor entrenador de la Argentina está sentado acá al lado mío (Claudio Borghi) y nos va a ayudar a subir a Primera”, dijo.

Antes y después de esa sorpresiva confesión, Riquelme, a quien se lo notó tenso al principio, no hizo más que agradecer a la multitud. “La verdad no esperaba tanto cariño. Es un día muy lindo para mí. Me fui del club hace 18 años. Quiero volver a recordar los momentos lindos”, destacó. También elogió la gestión de Segura, y no se olvidó de Borghi y de sus excompañeros Mariano Herrón (hoy en el cuerpo técnico principal) y Diego Placente.

Riquelme argumentó no querer referirse a Boca, pero hizo una breve mención a su ahora ex institución, cuando sostuvo que “cuando jugué contra Lanús (en mayo pasado) dije que tenía mucho que pensar. Y al final tomé esta decisión”, sentenció.

“Boca en mi vida será muy importante, pero hoy Argentinos necesita que lo ayudemos”, remarcó Román. Los asistentes acompañaron y revistieron al Malvinas Argentinas como un verdadero templo ‘riquelmista’. “Solamente les quiero decir algo: que si hoy tengo para comer es gracias a este club que, de chiquito, me enseñó a ser agradecido, como mi papá y mi mamá”, repitió Riquelme, ya metido definitivamente en el corazón de los hinchas del Bicho, que se animaron a pronosticar ascenso inmediato.

Riquelme dijo que hoy realizará su primera práctica. “Me sentaré a hablar con el entrenador y con el preparador físico para ver cuándo estaré disponible”, aseguró.

“Se me va a cumplir un sueño cuando pueda debutar con la camiseta de Argentinos”, tiró el “10” para congraciarse, por si hiciera falta, con la masiva concurrencia al Polideportivo.

Suplemento Podio


Comentarios


En casa y con papá nuevo: Riquelme volvió a Argentinos