El ejercicio y la virtud de escuchar: la vuelta que le encontró esta abogada a su profesión, en Neuquén

Sonia Mora protagoniza “Escucha atenta”, en la app DIGO. Quién es. De qué nos va a hablar todas las semanas.

Por Redacción




Sonia Mora junto a sus colegas de «Derecho Consciente», en Neuquén.

El conflicto es inherente a los seres humanos. El problema no es el conflicto, sino la manera en que nos relacionamos y respondemos a los desafíos que nos presenta. Sonia Laura Mora tiene bien en claro esto, por eso se suma a la aplicación DIGO de editorial “Río Negro” para explorar el mundo de las relaciones humanas.

Es abogada, aunque le gusta presentarse como “artista social”. Nació en Buenos Aires y se recibió en la Universidad Nacional de la Plata. “La profesión me acercó a las relaciones entre las personas a partir del hilo conductor del conflicto”, dice. Reconoce que eso la inspiró a acompañar a sus clientes desde un lugar diferente, profundizando en las causas de sus conflictos de manera tal que pudieran resolver las cuestiones de fondo.



Se especializó en Derecho Ambiental cuando esa rama del derecho estaba en pleno proceso de nacimiento. “A partir de ahí me empecé a vincular no solo con las personas, sus relaciones y conflictos sino también con el vínculo entre la gente, su territorio, la naturaleza, la tierra”, comparte. Sonia admite que eso fue mucho más complejo y que la llevó a buscar formas más creativas de ejercer la profesión. “Mis colegas me miraban y me decían ¿vos qué haces? ¿y de eso podés vivir?”, cuenta entre risas.

El conflicto es complejo, es necesario involucrar a todos los actores, y buscar las causas profundas que los generan. Sin eso, no hay forma de resolverlo. Las instancias judiciales son muy limitadas para dar respuesta, por eso el foco necesita estar puesto en lo preventivo

Sonia Mora, abogada, integrante de la app DIGO



Años más tarde fue pasando por distintos organismos públicos, como la Defensoría del Pueblo y la Dirección de Medio Ambiente de Neuquén: “tuve contacto muy cercano con la gente y sus problemáticas y ahí me di cuenta que cuando el conflicto es complejo, es necesario involucrar a todos los actores, y buscar las causas profundas que los generan. Sin eso, no hay forma de resolverlo. Las instancias judiciales son muy limitadas para dar respuesta, por eso el foco necesita estar puesto en lo preventivo”.

Sonia Mora, abogada, de Neuquén.



Aprendí con los años que había otras formas de abordar los conflictos que no las había aprendido en la facultad y que tenían que ver con comprender las relaciones del yo consigo mismo, del yo con el otro y del yo con el planeta tierra. Es ahí donde emprendí nuevos caminos que me llevaron a profundizar en los procesos de escucha, de las cualidades femeninas, del sentir, de la participación y la construcción colectiva”.

Si querés bajarte la aplicación de DIGO clickeá acá.



Ella va por un derecho “más humano”, es por eso que elige capacitarse e incorporar estrategias de comunicación no violenta, los niveles de escucha y el abordaje de los puntos ciegos del liderazgo de la Teoría U y hasta las constelaciones familiares aplicadas al derecho.

“Todo implicó un camino de desarrollo personal muy profundo, más allá de la profesión. Son mucho más que herramientas, son procesos de crecimiento y transformación del “deber ser” al “ser” que nos permiten articular el pensar y el sentir para que nuestro actuar sea más coherente y más consciente, y claro ello nos hace mucho más felices», comparte.

Qué es Derecho Consciente: Sonia lo explica

Así creó lo que ella llama “Derecho Consciente”.
Sonia asegura que “ha sido el producto de un proceso de integración de saberes que nos invita a mirarnos a nosotros mismos a partir de los conflictos que se nos presentan como mensajeros que nos invitan a abordar las verdaderas causas que los generan y a realizar los cambios que necesitamos para “transformar-nos” y “tranformar-los”. Seguramente desde esta mirada más humana los operadores del derecho podemos aportar a la co-creación de una justicia más útil, eficaz y eficiente. Estamos dando pequeños pasos que poco a poco van abriendo nuevas puertas a estas nuevas formas de “hacer derecho”.

Sonia es desde hace años integrante activa del Grupo de Diálogo Norpatagónico, espacio interdisciplinario donde referentes sociales, principalmente, comparten investigaciones, prácticas e intereses en pos del bienestar comunitario regional.

“Escucha atenta” se llama el programa de Sonia en la plataforma DIGO, y se estrena todos los jueves. “Mi idea es compartir lo que nos hace a los seres humanos ser seres humanos. Empezar a pensar y a sentir que “yo soy, en relación con el otro” a partir de reflexiones y propuestas que nos permitan vivir una vida más feliz”, comenta.


“Quisiera que este espacio nos ayude a reflexionar que lo que pensamos, sentimos y hacemos necesita estar articulado y en concordancia, y que cuando ello ocurre las situaciones de conflicto que se nos presentan pueden ser oportunidades de escucha profunda y de cambio, no sólo individual y sino también social”, piensa.


Finalmente esta neuquina asegura que estas herramientas aplicables a nuestras relaciones nos permiten vivir de una manera más plena y auténtica. “Aunque suene raro, aquí le damos la bienvenida a los conflictos, ya que ellos son oportunidades formidables de transformación personal y comunitaria. La invitación es a explorar y profundizar la “conexión” con nosotros mismos, con los otros, con la naturaleza y nuestros contextos, desde un lugar de sabiduría individual y colectiva que nos permita una mejor y más sana convivencia”, concluye en su invitación a escucharla en la app DIGO.


Temas

Digo

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El ejercicio y la virtud de escuchar: la vuelta que le encontró esta abogada a su profesión, en Neuquén