Jardín: Trepadoras, ideales para las pérgolas

Repasamos las seis plantas trepadoras más populares, para decorar y embellecer nuestro jardín. Santa Rita, Glicina, Jazmín de Leche, Bignonia, Rosal trepador y Vid, de la mano de la paisajista de Regina, Agustina Kreff, del Mercado de Plantas.





Al fin llegó la primavera, la estación preferida por muchos. Los días de sol se hacen presentes y también el calor, y qué mejor que el placer de poder disfrutar una bebida refrescante, o del mate, nuestra costumbre argentina tan típica, a la sombra de un parral o de una pérgola en nuestra casa. Sin lugar a dudas, la primavera -y el verano posterior también- nos regalará maravillosos momentos para ser felices.


En esta ocasión hablaremos de las seis plantas trepadoras más populares y hermosas, que nos asegurarán embellecer cualquier lugar de la casa, ya sea una entrada, una pared o el rincón que construimos con nuestras propias manos. Esos lugares único donde solemos descansar y disfrutar del aire que nos acaricia, donde muchos de nosotros nos dedicamos a leer, hacer manualidades o artesanías, o simplemente significa el espacio de un ambiente natural y único que reconforta el alma.


Santa Rita



Es la reina de la primavera. Según la paisajista de Villa Regina, Agustina Kreff (del Mercado de Plantas), la ubicación ideal de esta planta es a pleno sol, para que posea una floración bien tupida y de larga duración.

La Santa Rita nos provee de un fuerte color.


“En realidad, la floración de la Santa Rita (conocida como Buganvilla) no es tal como parece”, aclara Kreff, “ya que lo que parecen flores son en realidad brácteas de colores intensos que van del fucsia al rojo. Crece bien en todo tipo de suelo y no requiere de mucho riego. Sin embargo, se debe tener cuidado en el invierno, con las heladas. Siempre se recomienda cubrirla con tela anti helada”.


Glicina



“En primavera, esta especie se llena de hermosas flores de color lilas, violetas y blancas que son muy llamativas por la manera que tienen de caer desde la pérgola”, asegura la experta.

Glicinas, otra alternativa que brilla en nuestras pérgolas.


Se trata de una planta de muy fácil cultivo a pleno sol o también en semisombra. “Se debe ser cuidadoso y vigilar su crecimiento porque es muy invasiva”, acota Kreff, “por lo que una buena poda, después de la floración será la mejor manera de controlar su expansión”.

“En invierno pierde sus hojitas, pero soporta muy bien las heladas de esta zona”, señala la profesional.


Jazmín de leche



Sin dudas los jazmines son un verdadero encanto para disfrutar de ellos en nuestros jardines o patios.

El jazmín de leche es una planta trepadora de gran belleza por su intensa vegetación verde brillante y su tupida floración blanca. Además, es muy elegida por su aroma.


Esta especie se trata de una planta trepadora de gran belleza por su intensa vegetación verde brillante y su tupida floración blanca, con forma de estrella adornan cualquier espacio. Además, es una de las especies “más elegidas” por su aroma, señala la experta.

Su ubicación ideal es a pleno sol y es resistente al frio. El jazmín de leche también se utiliza para cercos vivos.


Bignonia



“Esta hermosura es una planta trepadora de hoja caduca”, aclara Kreff, “y puede alcanzar de 5 a 6 metros de altura”. Posee tallos leñosos con escasas raíces aéreas, trepando más bien por volubilidad de sus tallos.

Las bignonias rosadas aportan un toque distinto a nuestros espacios.


“Esta planta presenta gran variedad de colores y los más comunes de ver son las rosadas y las rojas anaranjadas”, asegura la profesional. Se puede ubicar a pleno sol, o semisombra y asegura una vista maravillosa para disfrutar y cosechar todas las miradas.


Rosal Trepador



“Es uno de mis preferidos para pérgolas y arcos”, expresa la paisajista a Río Negro y afirma que existen infinitas variedades de trepadoras y también de colores. La especialista afirma que el rosal “puede estar ubicado tanto a pleno sol, como en lugares o espacios de semisombra, pero es necesario que tenga algunas horas de pleno sol, para que florezca bien y abundante”.

Un ejemplo de hermoso uso del rosal trepador, una de las preferidas de la gente.


Es de hoja caduca y se lo encuentra brotando y floreciendo en primavera y verano para después darle una poda en invierno.


Vid



“La vid es una de las especies cultivadas por el hombre como planta frutal y a la vez es ornamental”, argumenta Kreff.

En principio, las variedades de vid pueden agruparse en 2 grupos: Viníferas y Uvas de mesa.

El parral de uva es muy típico de nuestros patios.


Las ornamentales son las más utilizadas en los hogares para pérgolas, como sombra y también para disfrutar de los ricos frutos, como uva de mesa en una gran variedad.

“Son resistentes a las heladas y poco exigente en suelos, porque se adaptan a muchos y diferentes tipos de suelos”, afirma.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Jardín: Trepadoras, ideales para las pérgolas