En Cipolletti se hizo la asamblea para cubrir cargos

La Unter impugnó la medida, pero no impidió que se realizara. Los padres consideran que con este paso se podría iniciar el ciclo.



CIPOLLETTI (AC).- Aun con la firme oposición de la Unter se desarrolló ayer, con masiva asistencia de docentes y padres, la asamblea presencial dispuesta por el CPE para la cobertura de interinatos y suplencias de maestros de grado, y de materias especiales, del nivel primario en escuelas cipoleñas.

El plenario -que había fracasado en dos ocasiones precisamente por la resistencia del sindicato- tuvo lugar desde las 8.30 en la escuela 53, y con pleno éxito ya que se acreditaron -según se aseguró- casi todos los cargos disponibles.

“Venimos a defender el derecho de nuestros hijos a educarse. Nos solidarizamos con los reclamos, pero pedimos flexibilización del gremio para zanjar el problema”, dijo Sonia Artero, una mamá de la escuela 313.

“Esto es una verguenza. Parece mentira que haya padres que apoyen una asamblea cuando los maestros no cobran y las escuelas se vienen abajo”, enfatizó, desde la otra vereda, José Luis Beltrán.

Sin embargo, eran mayoría los padres que querían que el trámite se lleve a cabo con normalidad, como paso imprescindible para un pronto inicio de clases.

La asamblea tuvo como autoridades a los supervisores locales del CPE Amalia Pla, Eulogia Perichón, Carola Arroyo y Carlos López.

Precisamente la supervisora Amalia Pla dijo que la asamblea había sido dispuesta desde el CPE, entre otras cuestiones, por los pedidos recibidos en Viedma de parte de docentes y padres .

Antes del comienzo del acto la Unter, por medio de sus dirigentes Cecilia Iglesias y Miguel Jara, planteó -y así quedó expuesto en una nota- la impugnación, y retiró a sus veedores, responsabilizando a los convocantes “de los problemas que puedan surgir en perjuicio de los docentes interesados en tomar cargos”.

Nada de esto influyó porque prevaleció en los presentes la intención de realizar el trámite por sobre cualquier otra postura.

A medida que se los iba nombrando concurrían los docentes a inscribirse, en más de una ocasión acompañados por aplausos de los papás que los apoyaban. Fue perceptible el malestar que causó en otros papás, en docentes y en los dirigentes de Unter el devenir de la asamblea.

En este contexto el director de la escuela 109 del paraje El Treinta, Lito Fagés, explicó que el gremio había dispuesto “impugnar pero no interrumpir” la reunión para la asignación de cargos, aunque puso de relieve que contra el inicio de clases atenta el estado de muchos establecimientos.

En tanto -y hablando al público desde la mesa de conducción del plenario- Alejandra Forti de Pozas, vicedirectora de la escuela del barrio El Manzanar, donde se dictan clases desde hace varios días, sentenció que debía respetarse a ultranza el derecho de los niños de recibir educación y que había otras instancias para plantear disidencias que no era precisamente la de ayer.

Miguel Jara, de Unter, también puso como argumento para inclinar la balanza la responsabilidad del gobierno en la crisis educativa rionegrina y las “represiones y amenazas” sufridas por los manifestantes en Viedma.

En la jornada de ayer los padres “pro-asamblea” concurrieron con una escribana pública.

Suman 400 los amparos a resolver por la educación pública

ROCA (AR).- El Superior Tribunal de Justicia de Río Negro resolverá la semana próxima alrededor de 400 recursos de amparo que presentaron los padres de la provincia que buscan que el gobierno garantice el servicio de la educación, el arreglo de los edificios y el pago de los salarios a los docentes para que sus hijos vuelvan a la escuela.

Ayer otra lluvia de recursos cayó sobre los juzgados penales y civiles de Roca, como así también en la cámara laboral. Fueron alrededor de 250 carpetas que pasaron a engrosar la pila de reclamos sobre la cual los magistrados tendrán que decidir en las próximas horas.

Sin embargo, las primeras señales de respuestas se conocieron pasado el mediodía aunque no con la expectativa que esperaban los padres. En los juzgados penales 2 y 4, los jueces Rubén Norris y Emilio Stadler se declararon “incompetentes” en el tema y encuadrado en la figura de “mandamus”, derivaron la resolución judicial hacia el STJ. Esta resolución se suma a la declaración del juez Alejandro Cabral del juzgado 7 de Cipolletti, que también dejó en manos de la cúpula judicial de la provincia a 170 pedidos realizados por padres.

En tanto, en el fuero civil los juzgados 3, 5 y 9 los magistrados no habían resuelto nada y les comunicaron a los padres que “regresen el lunes por alguna novedad”. Según fuentes consultadas tendría el mismo destino que las demás carpetas: los jueces del STJ.

La decisión de algunos magistrados cayó como un balde de agua fría entre los padres que cuestionaron duramente los argumentos que esgrimieron.

“Es insólito, Norris dijo que se declara incompetente porque tiene un hijo en la escuela pública y no puede formar parte del tema. Lo que más molesta es que cuando ellos defendieron la intangibilidad de sus salarios fueron los primeros que se declararon competentes, y ahora que están para defender los derechos de los rionegrinos miran hacia otro lado”, cuestionó Pedro Videla de los Padres Autoconvocados.

Del mismo modo agregó que “es evidente que entre el poder Judicial y el Legislativo hay una connivencia que nos está perjudicando. En Río Negro, la independencia de los poderes no existe”.

Luego de retirarse de los edificios judiciales, los docentes y padres se trasladaron a la plaza Belgrano frente al municipio custodiado por unos 40 efectivos policiales. Allí se escucharon encendidos discursos en apoyo a los docentes que terminaron heridos en un enfrentamiento con la policía en Viedma.

Si bien, desde hace dos días que un grupo de manifestantes, de distintos sectores alentaron una toma en el edificio de la comuna, la jornada de ayer transcurrió sin incidentes.


Comentarios


En Cipolletti se hizo la asamblea para cubrir cargos