En clima sombrío, Afganistán cumple diez años de guerra

Obama se mostró moderadamente optimista.

KABUL.- Afganistán cumplió ayer, en un ambiente sombrío y cargado de inquietudes, diez años desde la caída de los talibanes, década marcada por el fracaso de los occidentales en estabilizar el país, a pesar de cientos de miles de millones de dólares y decenas de miles de víctimas. Símbolo claro de esta amargura, el presidente afgano Hamid Karzai reconoció en una entrevista con la BBC que su gobierno y sus aliados de la OTAN habían “fracasado” en cuanto dar seguridad a su pueblo durante estos diez años. “Debemos procurar a los ciudadanos afganos un mejor entorno de seguridad (...) pues en este punto “la comunidad internacional y el gobierno afgano, sin lugar a dudas, han fracasado”, declaró Karzai. El 7 de octubre de 2001, menos de un mes después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, la aviación estadounidense comenzó a bombardear Afganistán después del rechazo del régimen talibán de entregar al jefe de Al Qaeda Osama Bin Laden. Apenas unas semanas bastaron a la coalición occidental para derrocar a los talibanes. Pero Estados Unidos, motor de la fuerza de la OTAN, muy pronto ocupado en la invasión de Irak, dejó que los talibanes, refugiados sobre todo en el vecino Pakistán, se reconstituyeran. Diez años después, esta guerra, una de las más largas de la historia estadounidense, incluso más prolongada que la ocupación soviética de los años 1980, se fue transformando en un atolladero cada vez más sangriento. La OTAN, que tiene previsto retirar sus tropas de combate del país de aquí a fines de 2014, sigue buscando una salida honorable de este conflicto que, según la universidad estadounidense de Brown, ha provocado unos 34.000 muertos y en el que sólo Estados Unidos ha gastado al menos 444.000 millones de dólares. El presidente estadounidense, Barack Obama, hizo un balance moderadamente optimista en el décimo aniversario. El objetivo “de acabar con Al Qaeda y su red asesina está más cerca que nunca”, dijo el presidente estadounidense, aunque reconoció al mismo tiempo que sigue habiendo “retos enormes” en el país. “Tras una difícil década terminamos la actual guerra de forma responsable y desde una posición de fuerza”, explicó. Obama anunció en junio que hasta el verano del próximo año retirará 33.000 de los alrededor de 100.000 efectivos estadounidenses estacionados en Afganistán. (AFP/DPA)


Comentarios


En clima sombrío, Afganistán cumple diez años de guerra