En este barrio mando yo

Separados por pocas cuadras, Independiente volvió a ganarle a Racing.



#

FBaires(Foto: Desahogo. El juvenil Cristian Báez suelta el grito de gol, después de marcar de cabeza el tanto del triunfo del triunfo. )

Independiente construyó el triunfo fundamental sobre Racing (1-0) de abajo hacia arriba: en las manos de su arquero Hilario Navarro, que ahogaron todas las chances de gol de la Academia, y en la cabeza de su zaguero Cristian Báez, el autor del gol de la victoria Roja en el estadio Libertadores de América, la tarde en que Antonio Mohamed debutó como entrenador de Indepen- diente. Decidido a atacar por las bandas, con Lugüercio absorbiendo a los centrales y Hauche haciendo constantes diagonales, fue Racing el dueño del dominio e inquietó rápido la dubitativa defensa del Rojo. Ya a los 4 minutos Lluy aprovechó un error de Mareque, envió un centro pasado que Toranzo volvió a cruzar, pero ni Lugüercio ni Hauche llegaron para empujar. Por momentos Independiente se hizo de la pelota, pero las recurrentes imprecisiones y malas decisiones en términos finales atentaron contra sus posibilidades de atraque. A los 37, nuevamente Hauche se coló entre Mareque y Julián Velázquez, y solo ante Navarro remató fuerte pero el arquero tapó con su cuerpo. Tras el rebote, Hauche le ganó a los dos defensas y volvió a intentar pero otra vez Navarro puso el pecho. Dominado por el gol Se iba el primer tiempo con Racing dominando, pero llegó un córner desde la derecha ejecutado por Gracián con un disparo pasado, Marcos Cáceres se durmió y dejó solo a Báez, que ni siquiera tuvo que saltar para cabecear cruzado y marcar el gol. Con la ventaja, Independiente se mostró más aplomado en el segundo tiempo, creció el trabajo de Godoy y ayudó también que con los cambios (metió a Bieler y Castromán desprotegiendo el medio) que hizo Racing Patricio Rodríguez encontró más espacio. Como contrapartida, Racing, sin la intensidad del primer tiempo, apostó por empujar al Rojo a su campo con el juego aéreo como arma ofensiva. Pero ni eso le salió al equipo de Miguel Russo. A los 24 minutos, Fredes, que había ingresado por Gracián, se metió por el sector izquierdo y en lugar de pasar al solitario Martín Gómez (reemplazó a Silvera) definió débil a las manos de De Olivera. Dos minutos más tarde lo tuvo Racing a partir de un córner ejecutado por Fernández, cabezazo cruzado de Aveldaño y espectacular salvada de Navarro. Luego se repartieron llegadas, una que desperdició Patricio Rodríguez y otra que Bieler, al igual que su compañero Hauche, le pegó con toda su fuerza pero Navarro cumplió su último trabajo de la tarde, sellando una jornada perfecta. Antes del debut, Mohamed había pedido “ganar para arrancar”. Independiente ganó, si finalmente arranque se verá.


Comentarios


En este barrio mando yo