En junio Bariloche recibirá el primer ATN

Será de 400.000 pesos en concepto de los 900.000 adeudados.



BUENOS AIRES (ABA).- En su primer viaje Buenos Aires el recientemente electo intendente de Bariloche, Alberto Icare, obtuvo de parte de las autoridades nacionales un compromiso: el secretario de Relación con las Provincias, Arturo Puricelli, le aseguró que para principios de junio la comuna recibirá una partida de 400.000 pesos correspondientes a Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que habían sido comprometidos en febrero último, pero remitidos parcialmente.

Sin embargo, el monto que se enviará al municipio es apenas una parte de la deuda de 900.000 pesos que la Nación mantiene a partir de una demanda del gobernador de Río Negro, Pablo Verani.

Icare asistió al encuentro con Puricelli acompañado por la intendenta interina, Graciela Di Biase, su futuro secretario de Hacienda, Jorge Rojas, y por el diputado nacional Julio Accavallo (Frente Grande). “Hasta ahora hemos recibido sólo 400.000 pesos del compromiso por 1.300.000 que había tomado Nación con Verani en febrero. Por eso vinimos a reclamar los 900.000 restantes”, aseguró Di Biase antes de ingresar al cónclave.

A la salida, si bien el número obtenido no representaba el total de lo adeudado, dejó más que conformes a las autoridades barilochenses. “Estos 400.000 pesos son un respiro para el municipio. Los destinaremos a saldar compromisos salariales incumplidos y a ponernos al día para encarar la temporada de invierno sin conflictos en la ciudad”, aseguró Icare.

Con respecto a la fuente de los fondos, en el despacho de Puricelli explicaron que a pesar de que la administración pública carece de fondos, la Secretaría de Relación con las Provincias administra por trimestre 8.000.000 de pesos en ATN. Y es justamente de ese monto de donde provendrán los recursos para Bariloche.

La reunión con este funcionario nacional no fue la única que la comitiva barilochense mantuvo durante la tarde de ayer. El viaje, que había sido pensado para presentar a Icare ante los interlocutores nacionales, tuvo en el itinerario de ayer otras dos citas clave. A primeras horas, el encuentro fue con el directorio y el presidente del Banco Patagonia, organismo financiero con el que el municipio mantiene una deuda por 5.000.000 de pesos.

Allí, se acordó concretar una nueva reunión de trabajo donde el municipio llevaría un plan para obtener un refinanciamiento de sus compromisos.

“Lo que está perjudicando al municipio son los intereses que se están pagando por esa deuda, así que hay que conseguir alguna solución menos dolorosa”, dijo Accavallo. El último contacto del día con funcionarios nacionales fue en el Ministerio de Desarrollo Social, donde la comitiva fue recibida por Adriana Quiroga, de la unidad de Coordinación. El motivo del encuentro era hacer un seguimiento de los planes firmados con esa cartera semanas atrás y por los que se otorgarían becas y subsidios a estudiantes y desocupados.

“La verdad es que estamos teniendo interlocutores que nos responden. Saben que Bariloche es una caja de resonancia internacional: si las cosas se desbordan allí, se entera todo el mundo”, consideró Accavallo.

La jornada de Icare en Buenos Aires continuará hoy con una reunión con la ministra de Trabajo, Graciela Camaño, y con las autoridades de Parques Nacionales.

A puro esfuerzo, el municipio se empeña en recolectar la basura

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Tras 15 días de tomar a su cargo la recolección de residuos, los trabajadores municipales aseguraron que el resultado es “satisfactorio”, a no ser por las roturas continuas que sufren los camiones tomados en “leasing” a la ex prestadora Cliba. El responsable del servicio, Roberto Bartorelli, explicó que el personal que levanta la basura está rindiendo de acuerdo a lo esperado y van conociendo los “secretos” de la dura tarea. Son 30, en su mayoría empleados de planta, a los que se suman algunos contratados.

En los últimos días llegaron quejas al municipio desde distintos barrios por incumplimientos en las frecuencias en la recolección. Bartorelli atribuyó los problemas al mal estado de los camiones y las demoras en su reparación.

Explicó que esa tarea -siempre que se trate de mantenimiento, por ejemplo problemas de frenos o dirección- le corresponden por convenio a Cliba, que cobra 2.000 personas mensuales por vehículo.

“Pero a veces los repuestos no se consiguen y todo se demora -agregó-. No es lo mismo que antes, cuando Cliba tenía todo el servicio bajo su responsabilidad y si les faltaba algún elemento lo mandaban a pedir a Neuquén, reparaban contra reloj y al día siguiente tenían el camión”.

Hasta ahora el municipio nunca tuvo a disposición los 5 compactadores alquilados a la ex recolectora. Siempre contó con 3 o 4 y debió completar el servicio con volcadores propios. Ese contratiempo impide respetar los horarios y obliga a un esfuerzo mayor de los trabajadores.

La eficiencia que puedan demostrar los municipales para realizar la tarea está en la mira de todos, ya que estuvo tercerizado durante años y el Deliberante analiza desde hace unos días cómo y bajo qué condiciones licitará el servicio.

Desde el Soyem, el dirigente Juan Fuentes defendió la continuidad de la tarea a cargo directo del municipio y propuso que se deseche cualquier licitación y que compren camiones nuevos “o con poco uso”.

Uno de sus argumentos es difícil de refutar: hasta el mes pasado, con el contrato de Cliba, el municipio gastaba 130 mil pesos y con la nueva modalidad se ahorra 90 mil pesos mensuales. “Claro que hay muchos intereses atrás porque a varios se les escapa un buen negocio”, sostuvo. “También hemos recibido notas de felicitación para resistir las presiones”, dijo.

El Concejo trata el acuerdo con la CEB

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Luego de tres semanas sin sesionar el Concejo Deliberante de Bariloche se reunirá hoy para tratar el acta de prorroga de estabilidad fiscal rubricado por la intendenta interina Graciela Di Biase y representantes de la Cooperativa de Electricidad Bariloche. (CEB).

Otro de los proyectos incluidos en el temario tentativo de la sesión que podría ser tratado sobre tablas es el contrato de locación de vehículos suscripto con la ex concesionaria Cliba en el marco del acuerdo de “extinción de la licitación” de recolección de residuos.

El alquiler de los seis camiones recolectores acordado con Cliba -firma perteneciente a Benito Roggio e Hijos SA- tendrá un costo mensual para el municipio de 13.200 pesos. Para la opción de compra se estableció un valor residual de flota de 92.500 pesos, sujeto a los ajustes que demande la evolución de la inflación.

En esta misma acta acuerdo el municipio reconoció una deuda a favor de Roggio de 3,6 millones. El proyecto de ordenanza para convalidar el acta ya suscripta no encontrará mayores objeciones en el Deliberante, que participó activamente en las negociaciones con la ex-concesionaria. Emparentado con la restructuración integral de los servicios de recolección y disposición de la basura se superpone el proyecto de expropiación de tierras contiguas al vertedero municipal, que tiene pedido de tratamiento preferencial para la sesión ordinaria de hoy.


Comentarios


En junio Bariloche recibirá el primer ATN