En la Argentina se fabricarían este año 840.000 automotores

El 2010 fue el mejor período para las ventas de cero kilómetro, ya que se patentaron 662.591; a su vez, las de usados subieron a 1.544.145 unidades.



#

Al pronóstico de Adefa se agregaron otros privados más bajos

Miguel Ángel Fuks miguelangelfuks@yahoo.com.ar

Ante la preocupación expuesta hace un mes por siete integrantes de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) e importadores por la perspectiva de que las nuevas licencias no automáticas (LNA) demorarán sus producciones locales y también la de las autopartistas, los representantes de los ministerios de Industria y Economía y Finanzas Públicas aseguraron que la extensión de las restricciones para comprar en el exterior no afectará el normal abastecimiento. En la cartera fabril consideraron que un desarrollo sustentable requiere una creciente integración, o sea que los vehículos aquí realizados cuenten cada vez con más piezas y subconjuntos locales. Esa incorporación habría llegado el año pasado al 60% en los modelos más antiguos; al 45% en los más recientes y no superaría el 40% en camiones y utilitarios, en tanto para los anunciados para el 2012 alcanzaría al 60%. De cualquier manera, se recordó que en la década de 1990, cuando también se sustituyeron tales adquisiciones, el 80% de los componentes utilizados era de origen nacional. Las autoridades plantearon la necesidad de nivelar el déficit comercial del sector de 5.800 millones de dólares en el 2010 –sería mayor calculando eventuales remesas de divisas al extranjero–, pese a la recuperación de la producción. Directivos de las terminales manifestaron su preocupación a Débora Giorgi, titular de Industria, por el impacto que tendría la resolución 45 al extender las LNA de 400 a 600 productos importados. La respuesta oficial fue que la aplicación de ese instrumento se hace para “monitorear el ingreso de productos extranjeros a fin de detectar la competencia desleal y, al mismo tiempo, impulsar la sustitución de importaciones” y “no afectar el normal abastecimiento de un sector que lideró el inédito crecimiento industrial de los últimos años”. La resolución 45 contempla mecanismos de excepciones para insumos de distintas actividades que exigirán certificaciones por tramitarse en Industria, que ya alcanzaban a las automotrices, por ejemplo para baterías y frenos. Asimismo, de las 200 nuevas posiciones arancelarias, 43 eran autopartes. Mediante “una unidad básica de gestión” se intentarían resolver inconvenientes que surjan con las licencias, como ocurrió cuando se implementaron durante la crisis del 2009. Con la entrada en vigencia de las LNA, aseguraron desde la cartera fabril que se destrabaron las decisiones aduaneras que frenaron los ingresos de unos 3.000 automóviles de alta gama, por motivos no formalizados en ninguna norma (ver aparte). “Hay un camino claro que iniciamos mediante tales monitoreos e incentivos fiscales y financieros, como créditos en pesos a una tasa de interés del 9,9% anual (del ‘Fondo del Bicentenario’), insistió Giorgi. En muchos casos la decisión de integrar partes locales no pasa por las filiales locales sino por las casas matrices, que en otras naciones se adaptaron a medidas similares, dispuestas de acuerdo con las perspectivas de cada mercado. A dichas empresas no les exigirán que estén equilibradas en un año, o sea cuando por cada dólar de importación deberán exportar también por un dólar. La declaración jurada que ya deben presentar contendrá el plan que implementará como un compromiso formal. Entre las terminales radicadas, hasta ahora Toyota sería la única superavitaria. A partir de marzo del 2012, todas tendrán que compensar trimestralmente el desequilibrio del año anterior, es decir que la salida de dólares durante el segundo trimestre del 2010 tendrá como contrapartida una entrada similar en igual período del 2012. Volkswagen Argentina fue la primera terminal que presentó una propuesta para seguir importando. El 17 de marzo pasado se comprometió a dejar de tener déficit en un año y llegar a un superávit de más de 500 millones de dólares en el 2012 mediante las exportaciones de pickups Amarok y cajas de cambio. Porsche Argentina, perteneciente al grupo Pulenta, compensará lo que traiga con las ventas al exterior de los vinos y de las conservas y aceite de oliva elaborados por firmas que lo integran. Chery Socma, sociedad entre la china Chery Automobile (China) y la argentina Socma (grupo Macri), está radicada en el Uruguay donde arma los modelos 4 x 4 Tiggo y Face Tiggo, cuyas ventas en el país afrontaron trabas durante más de dos meses, pese a encontrarse vigente el acuerdo automotor en el marco del Mercosur. Arturo Scalise, presidente de la Cámara de Automotrices Importadoras (Cidoa) y de Alfacar (representa a la japonesa Mitsubishi), advirtió que “no es fácil conseguir productos a precios competitivos y clientes en el exterior como para equilibrar nuestra actividad, pero estamos trabajando”. Las importadoras captaron el año pasado el 1,9% del mercado local. “Las conversaciones para aumentar la integración comenzaron el año pasado y generaron gran interés entre los autopartistas, ya que los volúmenes de ventas de las terminales son interesantes, como para poder trabajar con suficiente escala”, dijo Fabio Rozenblum, titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac). Una complicación se plantearía con los componentes electrónicos, por lo que el gobierno impulsaría su ensamblado en Tierra del Fuego. No obstante, hubo terminales que señalaron la capacidad limitada de los autopartistas locales y que deberían invertir más para incrementarla. Advirtieron que no deberían reiterarse situaciones como las del año pasado con el abastecimiento de neumáticos, que afectaron fabricaciones durante algunas semanas por las restricciones para ingresar los importados y la insuficiente oferta local. Aníbal Borderes, presidente de Adefa y de Toyota Argentina, le recordó a Giorgi que el objetivo de las fábricas es alcanzar este año los 840.000 vehículos con mayor nivel de integración y exportar más, diversificando los destinos. En el 2010 se fabricaron 716.540 vehículos, según estadísticas de Adefa –aunque ciertas declaraciones mencionaron 724.023–, que le permitieron superar el récord histórico de 597.086 del 2008, lo que representó un incremento de más del 20%. Las inversiones encaradas el año pasado por las terminales superaron los 1.000 millones de dólares –para Giorgi, y mayormente orientadas al desarrollo de proveedores– y las de los autopartistas 690 millones. Trabajaron entonces en todo el sector 80.000 personas en forma directa, más del doble que en el 2002, de acuerdo con el Ministerio de Industria, de las cuales 52.800 se desempeñaron en los autopartistas. Del total producido, se exportaron 447.953, lo que representó un alza del 38,9% en relación con el 2009, siendo los principales destinos Brasil, con el 84,6% de ese total, seguido por México, el 5,4%; Europa, el 2,7%, y Uruguay, con el 2,1%. La inflación y los costos de la mano de obra preocupaban en las terminales que exportan. En los pasados dos años, la industria incrementó sus costos en casi el 60% con los últimos acuerdos salariales y ahora desearían que la recuperación salarial sea más gradual ya que cualquier suba del orden del 30%, como pidieron los gremios, les restaría competitividad. Adefa reveló que en el primer bimestre de este 2011 respecto de idéntico período del 2010: • Se fabricaron 88.999 autos, contra 71.708, es decir una suba del 24,1%, pero si se consideran sólo datos de febrero fue del 4,8%, por lo que fue la más baja en 16 meses seguidos y la única inferior a dos dígitos, algo atribuido a las “paradas técnicas” de 3 terminales. • Las exportaciones se incrementaron el 38,9%. El 2010 también fue el mejor año de ventas de la historia del país: se patentaron 662.591 vehículos cero kilómetro y la demanda no paró de crecer, observó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Esto significó el 29% de aumento en comparación con las operaciones del 2009 y el 8,5% más frente al 2008, cuando se registró el anterior récord con 610.779. Dante Álvarez, presidente de la entidad, consideró que en este 2011 podrían concretarse más transacciones. Volkswagen Argentina, con 125.431 cero kilómetro entregados al público el año pasado, conservó el primer puesto en ventas por tercer año, seguida por General Motors Argentina, con 101.287 (el Chevrolet Classic fue el auto más vendido) y Renault Argentina, con 82.356. En Adefa calcularon que en noviembre último se necesitaba el equivalente a 18,6 salarios promedio para adquirir un automóvil tipo, cuando a mediados del 2002 se requería el “pico” de 37,6. La Cámara del Comercio Automotor (CCA) informó que en el 2010 las ventas de usados subieron 16,26% (1.544.145) en comparación con el 2009 (1.328.211). Durante los primeros dos meses del año sus asociados colocaron 284.151, que significó un alza del 23,96%, comparado con igual período anterior (229.220), aunque si se compara febrero con enero 2011 (145.332), la baja fue del 4,48%.

• Fiat Auto Argentina. Encaró una inversión de 813 millones de pesos y fabricará este año, en su complejo de Ferreira (Córdoba), el nuevo modelo hasta ahora denominado CBD –trascendió que podría ser otro Palio–, para lo cual incorporará 750 empleados y exportará el 85% de la producción. También fabricará totalmente el Siena –hasta el año pasado compartió dicha tarea con Brasil– y autopartes y productos plásticos para sus unidades, desembolsando 82 millones de pesos. • Ford Argentina. Avanzará hasta el 2012 la inversión de 1.000 millones de pesos, de los cuales 200 millones serán para un parque de proveedores aledaño. Hizo el anuncio hace un año para el desarrollo de su planta de General Pacheco (Buenos Aires), donde realizará una nueva versión de la pick up Ranger, que comercializará en 180 países. Sigue produciendo el Focus y el EcoSport. • General Motors Argentina. Continúa fabricando el Chevrolet Classic en las cercanías de Rosario (Santa Fe) y desde hace 19 meses el Agile. El año pasado incorporó 1.500 personas y aumentó la producción un 20% y sus compras a proveedores locales. * Honda Motors Argentina. Antes del terremoto del 11 de marzo pasado en el Japón, reactivó un proyecto en el país, postergado en el 2009 por la crisis financiera mundial, y completará una inversión de 250 millones de dólares. En este primer semestre del año fabricaría el sedán City en Campana (Buenos Aires) –que hacía en Brasil– y no descartó realizar el Fit. • Iveco Argentina. El año pasado produjo 4.453 camiones, destacándose entre ellos los Eurocargo Attack (2.062 unidades), Cavallino, Cursor, Stralis NR y Daily. Invertirá 250 millones de dólares en el 2011 para incrementar la producción y lanzar un nuevo vehículo. • Mercedes-Benz Argentina. A fines de este año lanzará la generación NCV3 de la van Sprinter, que ya fabricaba sólo para exportar en su planta de González Catán (Buenos Aires). • PSA Peugeot Citroën. Presentó en octubre último el 408, tras invertir más de 500 millones de pesos –150 millones para el desarrollo de autopartistas– y que reemplazó al 307 de tres volúmenes, que será discontinuado. Exportará el 70% de la producción a 25 países. Seguirá haciendo el 307 de dos volúmenes en su fábrica de El Palomar (Buenos Aires). • Renault Argentina. En noviembre pasado presentó el Renault Fluence, en el que invirtió 500 millones de pesos. Una tercera parte de esa suma fue para modernizar la planta de Santa Isabel (Córdoba). Allí también hace el Mégane III y la Kangoo. • Scania Argentina. Con presencia en más de 100 países, entre ellos la Argentina, comercializa camiones, ómnibus y motores industriales y marinos. Su fábrica de Tucumán, con 800 empleados, forma parte del sistema de producción global de componentes de transmisión, que exporta a las filiales del Brasil y Europa. • Toyota Argentina. Antes de lo ocurrido en Japón, tenía previsto desembolsar este año alrededor de 126 millones de dólares para ampliar la producción de su fábrica bonaerense de Zárate. Allí fabrica las pick ups Hilux y Hilux SW4, que exporta a 20 países de América. • Volkswagen Argentina. Sigue fabricando la pick up Amarok, que exporta a 84 países, y el Surán, entre otros. Desde junio del 2010 y hasta el mismo mes del 2012 invertirá 155 millones de dólares para ampliar su fábrica de cajas de velocidades de Córdoba.


Comentarios


En la Argentina se fabricarían este año 840.000 automotores