En La Rioja, Kirchner arremetió contra Menem

Actualizado a las 20:23

La Rioja (Enviada Especial-DyN).- El presidente Néstor Kirchner se comprometió hoy impulsar la reapertura de la causa del "asesinato" de monseñor Enrique Angelelli, y no olvidó mencionar el silencio de sus antecesores y, especialmente, que Carlos Menem eligió esta ciudad para anunciar los indultos "a quienes reprimieron al pueblo argentino".

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, pidió hoy que se reabra la causa sobre la muerte del obispo católico Enrique Angelelli, hecho ocurrido en 1976, en un episodio que en su momento se caratuló como accidente. Angelelli "no murió en un accidente, sino que lo mataron por defender la verdad y la justicia", dijo Kirchner durante un discurso que pronunció en La Rioja, provincia natal del ex presidente Carlos Menem (1989-1999).

Dirigiéndose al actual obispo de La Rioja, el mandatario argentino indicó que la memoria de Angelelli "tendrá al presidente y a todos los gobernadores acompañándolo para pedir que se reabra la causa, porque los argentinos queremos saber la verdad". Angelelli murió el 4 de agosto de 1976 en un confuso episodio, cuando el vehículo en el que se desplazaba volcó en proximidades de la localidad de Punta de los Llanos, entre Chamical y la capital provincial. Kirchner agregó que la iglesia de Angelelli, "es la iglesia que reivindica el pueblo, la iglesia que está al lado de los que tiene que estar, la iglesia que reclama por los que tiene que reclamar y la iglesia que ama a todos sin ningún tipo de distinción".

"La memoria, la justicia y la verdad deben quedar colocadas definitivamente como valores fundamentales de nuestra historia", apuntó, tras lo cual señaló: "(la memoria de Angelelli) trae una patria distinta, una patria por la que estamos trabajando todos los argentinos, donde podamos vencer la indigencia y donde podamos avanzar sobre la pobreza y el desempleo". Sin nombrarlo directamente, recordó que en ese lugar, durante la gestión de Menem, "se anunció la ignominia de los indultos a quienes reprimieron al pueblo argentino en el genocidio de la dictadura militar" que gobernó entre 1976 y 1983.

"Los que gobernaron en el pasado dejaron al país con una deuda de casi 180.000 millones de dólares y me decían que tenía que ceder en la renegociación de la deuda", puntualizó. Y agregó: "Desde La Rioja, donde algunos levantaron tantas veces en los últimos años los ideales del Fondo Monetario Internacional paseando por sus salones, les digo a los que conducen esa entidad que vean cómo está cambiando la patria". A poco de llegar hoy a La Rioja, Kirchner se reunió con familiares de desaparecidos y representantes de organizaciones de derechos humanos.

Lágrimas en Alberto Fernández

Antes de Kirchner y del gobernador riojano, Angel Maza, improvisó un discurso el padre Delfor Brizuela, quien comenzó su tarea pastoral junto a Angelelli. Luego, el carismático párroco deslizó una aguda crítica hacia Menem y también con su parte al gobernador Maza.

Tras hacer una reseña de la vida y obra de monseñor Angelelli, el padre Brizuela agradeció a Kirchner su presencia en La Rioja para desagraviar la memoria del obispo y recordó que "hace poquito era prohibido hablar de esto aquí". En un aparte de su improvisado mensaje, el padre "Pocho", como se lo conoce en La Rioja, le hizo besar a Kirchner una cruz lo que provocó que, tanto ese efecto como las sentidas palabras del cura, hicieran que el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, derramara un par de lágrimas.

(dpa y DYN)


Comentarios


En La Rioja, Kirchner arremetió contra Menem