En la última bola

Brasil superó a Argentina con un penal de Neymar a los 48 ST.



#

selección

Argentina estuvo a segundos de traerse un gran empate de Goiania. El tablero marcaba 1-1, pero Leandro Desábato metió la mano, Neymar la cambió por gol y el 2-1 dejó mejor parado a Brasil para la revancha del 3 de octubre, en Chaco. El equipo Albiceleste se paró con el defensivo 5-3-2 y estuvo muy cerca de hacer el negocio. De todos modos y a pesar de la derrota, dejó una buena imagen. Estuvo firme en defensa y contó con 4-5 situaciones de gol ante un rival superior. En dos semanas, se conocerá el ganador de la segunda edición del “Superclásico de las Américas”. Como marcaban los pronósticos, el local salió con todo y arrinconó al equipo criollo. Se paró en campo rival y tocó el balón con criterio, pero prácticamente no generó situaciones de riesgo para el arco defendido por Oscar Ustari. En la primera llegada a fondo, el equipo de Alejandro Sabella enmudeció al “Serra Dourada”. Luego de una gran combinación colectiva, Clemente Rodríguez mandó el centro y el Burrito Juan Manuel Martínez facturó con una gran definición a media altura, desde el corazón del área. Al toque, una combinación entre el delantero de Viedma y Hernán Barcos casi termina en el segundo. En el estadio no entendían nada y los jugadores locales, menos aún. En el mejor momento de Argentina, llegó el empate. Paulinho, de cabeza y en off side, batió la resistencia de Ustari y la historia quedó igualada. La visita sintió el golpe y el local lo aprovechó, porque otra vez pasó a dominar. El partido se jugó en campo criollo y hubo puntos muy altos en Lucas y Jadson. Por suerte para la Albiceleste, en ese primer tiempo no tuvieron mucha acción Neymar y Luis Fabiano, muy aislados y sin conexión con los medios. El complemento siguió con el dominio territorial, pero las chances no llegaron. Un remate de Jadson desde afuera del área y una mala salida de Ustari que finalizó con un débil disparo de Fabiano fueron las pocas posibilidades de una Brasil tibia. Y a los 19, casi se da el 2-1 para Argentina. El Burrito Martínez le devolvió gentilezas a Clemente, que tardó un segundo en definir y Jefferson atoró justo. En el medio, los dos movieron fichas. Por suerte para Argentina, Menezes sacó Jadson (de lo mejor de Brasil) y la respuesta criolla fue con el Melli Funes Mori. Sin embargo, los retoques no dieron resultados. Ni un lado ni el otro. Damiao fue la “amenaza” local, pero fue bien controlado por la numerosa defensa criolla, que rindió sin fallas. A los 36, el estadio se levantó y los pocos argentinos se tomaron la cabeza. Neymar hizo su primera gran jugada, pasó a dos en el área y cayó. Carlos Amarilla levantó las manos y pareció penal, pero en realidad fue un “siga, siga”. No hubo falta, pero a la vez, Argentina zafó, después del despertar de la estrella local. En el cierre, alegría brasileña, tristeza argentina. Desábato tocó la pelota con la mano, Amarilla no dudó en marcar penal y Neymar la colgó del ángulo. Ustari adivinó, pero no llegó. Fue 2-1 para Brasil y en 15 días habrá revancha. (AN)

AP


Comentarios


En la última bola