En Las Grutas estuvo gris, pero agradable1-4-03



Moderado movimiento turístico en el feriado

LAS GRUTAS (ASA)- El mal tiempo no acompañó las pretensiones de los pocos turistas que se acercaron a esta villa balnearia a disfrutar del primer fin de semana largo del año. No obstante, el clima no fue tampoco tan desconsiderado con la región. Estuvo nublado, algo fresco, pero la lluvia caída no fue fuerte ni a horarios muy inoportunos. Por eso, las decenas de familias y contingentes que se alojaron en los diferentes hoteles y complejos habilitados en baja temporada pudieron salir a caminar, incorporarse a algunas excursiones y aprovechar los sabrosos platos en base a pescados y mariscos que ofrecen los restaurantes de este centro turístico. Por las noches, el Casino fue un opción para disfrutar, tanto en la parte gastronómica como en su sector de juegos o en la confitería, donde se presentaron diversos shows. También Aqualung brindó su comodidad frente al mar, mientras que Costa Bella, el pub de la Cuarta Bajada ofreció la experiencia de pasar la noche con tragos y buena música junto a las olas del mar. También hubo actividad en Azul Café y otras confiterías céntricas, mientras que Gitano, ahora transformado en Tango Bar, albergó al sector de los visitantes aficionado al dos por cuatro y ritmos rioplatense. El nivel de ocupación no fue el esperado, pero llegó algo de gente proveniente de distintos lugares de la provincia. Matrimonios jóvenes con niños pequeños o sexagenarios sin chicos a cargo, contingentes de jubilados y grupos de amigos podían verse ayer recorriendo la playa. Algunos caminaban por la arena, otros mateaban y charlaban, varios jugaban al tejo, a la paleta o al fútbol, mientras que muchos recorrían las restingas conociendo enormes cangrejos, mejillones y otros integrantes de la fauna intermareal. No faltó quien hiciera la prueba y saliera reconfortado, pero el desafío no es para cualquiera: el baño en el golfo San Matías es posible aún con una temperatura de entre 15 y 20 grados, pero no todos tienen la osadía de quitarse zapatillas, pantalón, buzo, remera y, en malla, zambullirse a disfrutar de las aguas, ya no tan cálidas.

Moderado movimiento turístico en el feriado


Comentarios


En Las Grutas estuvo gris, pero agradable1-4-03