En las huestes de Macri, todavía no descartan a Blumberg



BUENOS AIRES (ABA) . – Después de atravesar el pico más turbulento del efecto “ingenieri” -aunque no se hayan apagado sus coletazos-, desde el macrismo harán un último intento para sumar a Juan Carlos Blumberg para una eventual postulación por el PRO en la provincia de Buenos Aires.

Así lo confió a “Río Negro” un hombre del entorno más cercano al electo jefe de gobierno porteño, horas después que éste último anunciara su respaldo, y el del partido en la Ciudad de Buenos Aires, a la candidatura presidencial de Ricardo López Murphy.

En principio, los precandidatos de Compromiso para el Cambio en territorio bonaerense son Francisco de Narváez y Jorge Macri (diputado provincial y primo del presidente de Boca Juniors). Sin embargo, la propia dirigencia está en guardia ante un traspié que pueda atravesar De Narváez en la justicia electoral que se pronunciará de modo inminente sobre la cláusula constitucional que exige como condición para presentarse a la gobernación ser argentino nativo o hijo de argentinos, cuando De Narváez es de nacionalidad colombiana (el mismo hizo el planteo argumentando que hace muchos años vive en el país y esa cláusula viola el principio de igualdad).

De Narváez mantiene desde hace unos meses un duro enfrentamiento personal con el padre de Axel -que incluyeron términos agresivos de uno y otro lado-; en cambio Jorge Macri tiene buen trato con el empresario textil y piensa que pese a lo ocurrido con el falso título de ingeniero mantiene la adhesión de un caudal importante de votantes en la provincia de Buenos Aires, y que sería la única carta como para frenar la diferencia abrumadora que por ahora dan las encuestas en favor de Scioli.

Pero además de esta situación, otro dato que subrayó la fuente del riñón macrista es el naufragio del peronismo federal que se juntó en Potrero de los Funes con quienes una candidatura de Blumberg quedaría a la deriva.

El dirigente, de diálogo diario con Macri, reconoció también que el nuevo intento de Blumberg implica una reacción ante los desacuerdos con el partido de López Murphy en la provincia de Buenos Aires.

Es que Jorge Macri y De Narváez decidieron ser prescindentes en respaldar una candidatura presidencial con el objetivo de acaparar votos de diversos segmentos de la oposición. Esa estrategia es avalada por Mauricio Macri, pues su estrategia es sumar tropa propia en el Congreso por lo que sus fuerzas juegan con Murphy

en Capital Federal, con Roberto Lavagna en Santa Fe y Mendoza; y con “todos” en la provincia de Buenos Aires.

En el lopezmurphismo tomaron la adhesión del macrismo en la ciudad de Buenos Aires como “natural”, pero lamentan la falta de una respuesta similar en el resto del país sobre todo en territorio bonaerense donde por ahora serán competidores (Recrear lleva la fórmula Sergio Nahabetian- Héctor Tumini).

Y Macri no está dispuesto a ceder: “Que no queden dudas, PRO en la provincia de Buenos Aires está conducido por CPC”, disparó el jueves pasado desde su búnker metropolitano.


Comentarios


En las huestes de Macri, todavía no descartan a Blumberg