En lo más alto

Excelente gastronomía y las mejores vistas en los refugios de montaña.

El fin de semana de Semana Santa es utilizado por los amantes del trekking y el montañismo para visitar los albergues de montaña en los alrededores de esta ciudad. Los refugios ofrecen variada gastronomía y ascensiones a las cumbres. Son únicos en su tipo y reciben durante el verano la visita de centenares de personas. La mayoría son propiedad del Club Andino Bariloche, institución que designa a los encargados de atenderlos. El trekking que une cuatro de ellos (Frey, Jakob, Laguna Negra y López) constituye una de las travesías de montaña más difundidas de Sudamérica. El más cercano a la ciudad es el refugio Berghof, en el cerro Otto, que hace unos meses ofrece animadas veladas nocturnas con buena gastronomía y programa cultural. Para el Jueves Santo hay paella y se podrá ver la obra de teatro “Los males de la coca”, con Julio Benítez, bajo la dirección de Alfredo Fidani. El viernes habrá sushi y el sábado paella con mariscos. Es imprescindible realizar reserva al (02944) 15271527. Se puede ascender en automóvil particular (5 kilómetros por camino de montaña) o reservar la cena con traslado. También a los refugios López y Neumeyer se puede llegar en vehículo. Los viernes y sábado habrá paella. La tarjeta incluye postre y pernocte, tiene un costo de 80 pesos y el traslado en 4×4, 100. Se puede reservar al (02944) 15588314. Para visitar el Neumeyer, en el valle del Challhuaco, se puede consultar en las agencias de viajes de la ciudad. A los restantes refugios hay que subir caminando, a excepción del Otto Meiling donde el primer tramo se puede realizar a caballo. El refugio Emilio Frey (en el cerro Catedral) propone para el sábado una cena con menú campestre y peña folklórica con músicos locales como Javier García Rey. El San Martín, a orillas de la laguna Jakob, preparará paella para el viernes y sábado. Para llegar se camina entre 4 y 5 horas, por el sendero que sube junto al arroyo Casa de Piedra. También hay programa festivo en Laguna Negra, en el refugio Italia Manfredo Segre. Para llegar hasta allí hay que subir por la picada que parte desde Colonia Suiza y bordea el arroyo Goye. Son unas cuatro horas de caminata, por un hermoso bosque. Por último, el refugio Otto Meiling, en el monte Tronador, se emplaza a 2.000 metros de altitud, con panorámica vista hacia los glaciares de la montaña. Es ponderado por su muy buena cocina y es el único equipado con una cava de vinos. Se puede obtener información en la cabaña aledaña al CAB, en el centro de esta ciudad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora