En los tres centros principales ya se cayeron 35.000 turnos

En lo que va de abril, en el hospital Castro Rendón no se entregaron unos 27.000. En el Bouquet Roldán fueron cerca de 5.000 y en el Heller, el déficit ascendió a 3.000 turnos en la última quincena. Los más perjudicados son los sectores de menores recursos.





NEUQUEN (AN).- La continuidad de los paros en el sistema de Salud provocó que en los tres centros de atención más importantes de la ciudad durante el último mes se dejaran de entregar unos 35 mil turnos ambulatorios a pacientes.

En este escenario, para buena parte de quienes no cuentan con medios económicos suficientes, la única alternativa de resolución son las guardias, donde reciben respuestas para el corto plazo, sin instrumental espe

cífico, y quedan sujetos a consultas posteriores en alguna de las más de 80 especialidades del sistema público de Salud.

En dos de estos hospitales la seguidilla de medidas de fuerza devino en la paralización casi total del sector ambulatorio desde principios de mes.

En lo que va de abril, en el hospital Castro Rendón no se entregaron unos 27.000 turnos, a razón de unos 1.000 por día. El director del nosocomio, José Russo, afirmó que la «situación no varió» respecto a la primera quincena de abril, cuando unos 15.000 turnos ya se habían «caído». Doce días después el panorama sigue siendo el mismo. También en este centro de salud se suspendieron más de 600 intervenciones quirúrgicas programadas en los últimos ocho meses, y además se canalizaron el grueso de las por encima de 100 derivaciones al sector privado durante el último mes. Un escenario muy similar se repite en el hospital Bouquet Roldán. Son cerca de 5000 turnos los que no se entregaron. Normalmente se dan unos 200 diarios. Pero las ventanillas donde se otorgan permanecen cerradas.

Desde la gerencia de atención médica del Horacio Heller, el doctor Osvaldo Neder afirmó que hay unos 200 turnos diarios que se dejaron de dar. Habitualmente se entregan unos 500 por día. El déficit, asciende a unos 3000 turnos en la última quincena. «Se está trabajando un poco más en el área ambulatoria. Algunos trabajadores dejaron el paro, y eso permitió reacomodar la demanda. Pero todavía siguen algunos baches», dijo Neder.

El total de turnos ambulatorios que no se entregaron con la profundización del conflicto entre los trabajadores y el gobierno asciende a 35000 sólo en la capital provincial.

A ellos se suman quienes tuvieron un inconveniente idéntico en hospitales de San Martín y Junín de los Andes, Zapala, Cutral Co, y Chos Malal, por nombrar algunas de las ciudades donde el paro tuvo mayor impacto. Esto sin contar los centros de atención dispersos en barrios de todas las localidades.

El grueso de la demanda así las cosas es canalizada en guardias de atención primaria. El médico generalista del Bouquet Roldán, Néstor Gerez, con 27 años de servicio, dijo que en su lugar de trabajo las dificultades se constatan en medicina general, pediatría, clínica médica, tocoginecología, y en el sector de rehabilitación pacientes con secuelas por accidentes.

Sostuvo que «los casos más urgentes de los que buscan un turno llegan a guardias, donde reciben una atención primaria, que necesariamente debe recibir el tratamiento de un especialista en el futuro para que la patología no sufra un recrudecimiento», dijo. Hasta el momento no hay información sobre planes de contingencia que contemplen los pacientes clínicos que no reciben un turno en los hospitales públicos.

Nota asociada: CRISIS EN SALUD: Marcha y paro de estatales en apoyo a los médicos y enfermeros  

Nota asociada: CRISIS EN SALUD: Marcha y paro de estatales en apoyo a los médicos y enfermeros  


Comentarios


En los tres centros principales ya se cayeron 35.000 turnos