En Neuquén evacuaron una familia por precaución

Los municipios aguas abajo de las represas están en alerta. Ayer, en Isla Verde, en Neuquén fue necesario evacuar a cinco personas; otras cuatro familias del lugar aún no tienen inconvenientes.



Los municipios ubicados aguas abajo de las represas viven de distinta manera –aunque todos en alerta– la crecida de los ríos a causa del intenso temporal de lluvia que castigó la cordillera hace pocos días. Pero es evidente que los efectos ya empiezan a sentirse.

• En Neuquén, por ejemplo,una familia que vive en la Isla Verde fue evacuada ayer precautoriamente por el personal de la municipalidad luego de que el agua cubriera el puente por el que acceden a su vivienda.

Se trata de un grupo familiar compuesto por cinco personas que, desde ayer a la tarde, permanece en una dependencia de la comuna en el balneario de la calle Gatica, muy cerca de su casa.

La dirección de Defensa Civil de la municipalidad de Neuquén decretó el alerta amarilla para los balnearios ubicados a la vera del río Limay de esta ciudad donde el agua llegó ayer a su nivel más alto en lo que va de la temporada. En el balneario Río Grande, un clásico en esta ciudad, el agua se mantuvo a la misma altura que la calle Democracia pero estuvo contenida por los terraplenes de tierra.

La crecida no sorprendió a la comuna que por el momento sólo ha debido intervenir en la evacuación de Isla Verde donde hay otras cuatro familias "sin inconvenientes", afirmó el subsecretario Legal y Técnico de la municipalidad Fernando Palladino.

Como tarea complementaria, para hoy está decidido absorber con una bomba el agua que ayer anegó algunos sectores de la avenida Olascoaga en cercanías del balneario Río Grande.

• En Roca: las autoridades de Defensa Civil realizaron ayer un recorrido por tierra para determinar el estado de las defensas construidas el año pasado a raíz de las inundaciones. Según la coordinadora del organismo, Enid Mora, la mayoría están en buenas condiciones y sólo necesitan de un poco de mantenimiento.

Por este motivo se estuvo trabajando con las máquinas de vialidad para reforzar o hacer nuevos resguardos en los lugares de mayor riesgo de inundación. "En Buenos Aires Chico se arregló un puente que estaba deteriorado para evitar inconvenientes por una fuerte crecida", dijo Mora.

Por otra parte, Mora explicó que será fundamental que haya buenas condiciones climáticas para evitar que se produzcan daños de gravedad en la zona de ribera y el aumento de la caudal sea manejable.

• En Viedma, la Dirección Provincial de Defensa Civil se declaró en estado de alerta por posible aumento del caudal del río Negro, según anticipó su titular, Jorge Amaro.

El funcionario adelantó que posiblemente las represas aumentarán la semana próxima las erogaciones a 1.800 metros cúbicos por segundo, lo que podría generar complicaciones en las poblaciones ribereñas del Alto Valle y Valle Medio. Señaló que de confirmarse oficialmente esta posibilidad se notificará a los municipios para coordinar posibles lugares de evacuación, en caso de ser necesario.

Indicó que "lo máximo normal en la época son 1.600 metros cúbicos por segundo y seguramente a partir de la próxima semana se van a erogar 1.800 metros cúbicos".

Señaló que "esto no va a ser una situación de catástrofe pero complica a muchas ciudades que tienen pobladores en la ribera, como el caso de Choele Choel, Isla 10 de Fernández Oro, Cipolletti, General Roca y Allen".

Viento y heladas en el Alto Valle

CIPOLLETTI (AC) - Esta primavera sumamente inestable que tiene a todos a mal traer en el Alto Valle dará paso hoy a una nueva jornada de violentos vientos. Aunque las cosas mejorarán a partir de mañana, las noches frías darán pie a las ocasionales heladas tan temidas por los chacareros.

Desde el Centro de Pronósticos de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas se informó que el frío se traducirá en nevadas en la cordillera, con una mejoría hacia el domingo.

Los períodos de enfriamiento no mermarán en noviembre porque se esperan heladas más que tardías para mediados del mes que viene.

Hace casi un mes que comenzó la primavera pero por ahora en la región no se observa un período más o menos mantenido de días soleados y cálidos.

Temperaturas superiores a 25 grados durante el día conviven con fríos por debajo de cero en las noches.

"El flujo de aire frío provocará nevadas con algunas lluvias en la cordillera, mejorando hacia el fin de semana", explicó Fernando Frassetto, uno de los pronosticadores de Cuencas.

En la zona hoy estará inestable. La característica se extenderá hacia el centro de la provincia de Neuquén: en Cutral Co y Zapala los vientos tendrán ráfagas muy superiores a los 50 kilómetros por hora pronosticados para el Alto Valle.


Comentarios


En Neuquén evacuaron una familia por precaución