En Paimún surgió un nuevo foco de incendio

Un gran despliegue humano y de recursos lucha contra los siniestros que ya afectan a 4.500 hectáreas. Esperan que la lluvia traiga alivio a brigadistas. El humo llegó al Alto Valle.





Gentileza Aluminé Televisión

NEUQUÉN (AN).- Pese al despliegue, que incluye aviones, autobombas, 18 organismos y más de 500 personas, los incendios en la zona de Aluminé continuaban descontrolados. A la espera de una lluvia, que traiga algo de alivio, un nuevo foco se sumó ayer. La magnitud de los siniestros hizo que humo llegara hasta el Alto Valle. Sin perder el optimismo por el esfuerzo demostrado en los últimos días, pero conscientes del escenario, fue el propio gobernador Jorge Sapag quien reconoció que “va a llevar mucho tiempo extinguir el fuego”. “Buscamos cortar el frente para que no siga avanzando, queremos circunscribir el incendio para poder sofocar los fuegos interiores”, detalló el gobernador. A los focos en Ruca Choroi y Pilhue – Ñorquinco, que llevan consumidas más de 4.500 hectáreas, un nuevo frente de 200 metros cuadrados se sumó en la zona de Paimún. Allí se combate con brigadistas y la asistencia del helicóptero provincial, y anoche se indicó que estaría “controlado”. Ayer en varias localidades del Alto Valle se pudo percibir una cortina de humo que se proyectó contra el frente nuboso que acompañó toda la jornada. Desde el aeropuerto Presidente Perón, informaron que la visibilidad era de 8 kilómetros y que por lo tanto no afectó el tránsito aéreo. Para hoy se espera viento del oeste por lo que hollín podría continuar posado sobre la región. En tanto el pronóstico anticipaba para las próximas horas posibles chaparrones dispersos. Para mañana también se espera el mismo cuadro climático pero con mayor incremento de la humedad. Desde gobierno informaron que además de los 400 brigadistas y las 100 personas de logística, se utilizan 5 aviones hidrantes, 16 maquinas viales, dos helicópteros y 10 autobombas. También se montó un campamento móvil de evacuación, dos equipos sanitarios del SIEN, un centro de operaciones de emergencias y dos comandos de incidentes (Ñorquinco y aeródromo de Pulmarí). A los daños irreparables sobre los bosques nativos se sumaron ocho familias que debieron ser evacuadas. Además las comunidades mapuche Lonco Mula, Epu Pehuen, Ruca Choroi, Currical y Carri Lil, también resultaron afectadas por el avance de las llamas. En Ruca Choroi se trabaja en la zona conocida como “subángulo” donde intentan circunscribir el fuego y evitar que se extienda a Ñorquinco. En Mallín Grande también trabajan maquinas viales entre Ruca Choroi y Pulmarí. En lo que respecta al Lago Pilhue se solicitó colaboración a las autoridades chilenas ya que el viento de este a oeste podría llevar el fuego al país vecino.


Comentarios


En Paimún surgió un nuevo foco de incendio