En poco tiempo más estará listo el sistema de prevención del delito 24-5-03

Lo pondrá en práctica la Municipalidad de Neuquén en coordinación con organismos judiciales y provinciales

NEUQUEN (AN).- En junio o a más tardar en julio, el municipio implementará un programa de prevención del delito en la ciudad de Neuquén, en coordinación con organismos judiciales y de la provincia dedicados a esta problemática.

Esta modalidad es nueva y tiene desde su origen diferencias cualitativas respecto con el programa que quedó trunco hace un par de años entre la comuna y la provincia con supervisión de la Nación.

Por el lado municipal, la responsabilidad de encarar este plan cayó sobre la espalda del subsecretario Legal Fernando Palladino, quien encaró las tareas preliminares y ordenó relevar los sitios de la ciudad que representan peligro potencial para la población.

El lanzamiento de este plan fue recibido con sorpresa y con agrado por los concejales que lo escuchaban, como parte de las actividades de su cartera para este año. Esta actividad implica en principio identificar baldíos, la falta o deficiente iluminación de calles, pasajes y paseos públicos, y los edificios abandonados que sirven de refugio a grupos de linyeras.

Palladino puso de ejemplo a los esqueletos edilicios ubicados en la esquina de Roca y Salta y en Mendoza 50 porque la presencia de cirujas «genera situaciones conflictivas con los vecinos». «La primera fase del trabajo consiste en diagramar el organigrama» de tareas a implementar en el período 2003, explicó Palladino a «Río Negro», a la salida de la serie de reuniones mantenidas con los concejales. En este propósito puso a trabajar a tiempo pleno a cuatro empleados experimentados de la planta permanente municipal.

La metodología emprendida es de carácter interactivo con la fiscalía y la subsecretaría de seguridad ciudadana a los fines de coordinar el programa, las actividades y evitar la superposición de tareas. La crisis económica y la desocupación generan situaciones expulsivas y de mayor vulnerabilidad en la sociedad. Esta situación se traduce en la capital neuquina en conflictos en escalada de violencia urbana y familiar. Así, hechos aparentemente anodinos finalizan sin explicación en la muerte de personas.

«El trabajo entre los tres organismos recién comienza», indicó Palladino, una sociedad de instituciones que potenciaría resultados con una visión social integradora. El municipio, por ser una institución no policial, trabajaría básicamente en materia de prevención y colaborando con la población de mayor riesgo a fin de minimizar los efectos nocivos de esta crisis. El Deliberante demora a su vez la aprobación de un proyecto de adhesión a la ley de violencia familiar presentado oportunamente por la concejal del ARI, Betty Kreitman.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios