En Río Colorado sienten “desamparo político”

Luego de la tensión y los piquetes, productores y Uatre quedaron molestos con la Provincia y el municipio.



#

Los productores no garantizaron ayer el cumplimiento del acta firmada el jueves.

Jorge Tanos

RÍO COLORADO / VIEDMA (ARC / AV).- El enfrentamiento sin precedentes ocurrido en Río Colorado entre productores frutícolas y obreros rurales afiliados a Uatre dejó profundas heridas y un panorama incierto sobre el cumplimiento del acta acuerdo que descomprimió la tensión. Los responsables de cada sector coincidieron en una idea al firmar el convenio: “En Río Colorado quedó evidenciado que estamos desamparados políticamente desde lo local y provincial”. Por eso, con el paso de las horas ambos se atribuían como una “victoria” lo sucedido en el final. Todo el conflicto comenzó a gestarse el pasado miércoles al mediodía, luego que cerca de un centenar de productores llegaran hasta el municipio para solicitar que cesaran las inspecciones que se venían realizando en la zona productiva desde el inicio de semana. Eso derivó que rápidamente un llamado desde la provincia anticipara que “se suspendían momentáneamente las inspecciones en toda la localidad”, para que los productores puedan continuar con los trabajos habituales. Esto enfureció al gremio de los rurales, que con el acompañamiento de las delegaciones de toda la provincia decidió manifestarse realizando piquetes en puntos estratégicos de la colonia frutícola, para impedir la salida o entrada de fruta en la localidad. Durante las diez horas que duró la disputa hubo presentaciones y denuncias policiales cruzadas, lo que concluyó en una causa penal en el Juzgado 30 de Choele Choel. En este contexto, un sector de productores presentaría en la próxima asamblea de la cámara un petitorio para repudiar las acciones del intendente, Carlos Pilotti y hasta pedirle la renuncia a integrantes del gabinete, por las actitudes “parciales” que tuvieron durante las horas que duró la disputa. El pacto firmado el jueves en la Secretaria de Trabajo local pide que se respete el pago de la escala salarial y que desde la próxima semana, ante todo empleado rural que se encuentre trabajando en “negro” y quiera ser blanqueado, el responsable de sus servicios tendrá que realizar los trámites legales correspondientes. Lorenzo Valdebenito, de Uatre local, manifestó su esperanza de que “en esta oportunidad la patronal cumpla con lo firmado y que de una vez por todas gran parte de los 3.000 empleados que circulan por temporada comiencen a contar un salarios dignos y con los correspondientes beneficios que otorgan las leyes vigentes y que no se amenace o despida a ningún trabajador, como comenzó a circular en la mañana de ayer”. El referente advirtió que si ocurre lo contrario “volveremos con mas fuerzas y será peor”. Por su parte Víctor Pardo, presidente de la Cámara de Productores, admitió que “es difícil la situación por la baja rentabilidad que tiene hoy la producción local y para la mayoría de los chacareros resultará imposible y complicado cumplir con el convenio”. “Se tiene que entender que gran parte de los trabajadores que están trabajando se manifiestan en contra de su blanqueamiento” expresó. Otro punto a resolver serán las futuras inspecciones. El gobernador Alberto Weretilneck les dio la palabra telefónicamente de “flexibilizar las inspecciones”, pero la Secretaría de Trabajo de Río Negro ratificó que hará ejercer su poder de policía en resguardo del cumplimiento de las normas laborales vigentes y remarcó que la lucha por la erradicación del trabajo no registrado “nunca se abandonará”. Confirmaron además que continuará el desarrollo de las inspecciones programadas para este año, que para esta localidad será la próxima semana y por 40 días más. El secretario del área, Luis Troncoso, indicó que el Estado provincial “se encuentra firmemente involucrado en trabajar por la paz social, la creación de fuentes de trabajo dignas y el respaldo al empresario para seguir construyendo esta provincia”.

RÍO NEGRO


Comentarios


En Río Colorado sienten “desamparo político”