En Río Negro, estar “colgado” de la luz de EdERSA puede costar muy caro



“En los últimos días descubrimos conexiones ilegales en diferentes comercios de Las Grutas. Teníamos la sospecha que un fenómeno de estas características estaba sucediendo, y los operativos de revisión de medidores confirmaron lo que pensábamos: hay muchos comercios y viviendas de alquiler donde se roba energía eléctrica”, explicaron desde la distribuidora eléctrica EdERSA.

Durante el 2019, se motorizó un programa anti fraude y de recupero de energía en toda la provincia, empezando por las ciudades más pobladas de Río Negro. Así, encontró una gran cantidad de casos de robo de energía, lo que redundó en cortes de servicio, recupero de los costos de la energía robada y aplicación de importantes multas por cientos de miles de pesos. El programa consiste, básicamente, en detectar conexiones irregulares en el servicio de distribución eléctrica dentro del área de concesión.

“Pero hay un factor mucho más importante en este tema: la seguridad pública y de las personas. No hablamos sólo de un recupero económico para la distribuidora. Una conexión clandestina es un peligro constante e inminente, además de generar un enorme perjuicio para los demás vecinos, dado que afecta la calidad del servicio en la zona del robo”, indicó una fuente calificada de la empresa, y agregó: “una vez encontrado el fraude, nuestros abogados concretan una denuncia penal porque se trata de un delito penado por la ley con hasta 6 años de prisión”.

En las últimas semanas, se intensificaron las acciones de detección en los lugares turísticos. En Las Grutas, para el caso, los operarios encargados de las revisiones encontraron varios comercios “colgados” de la luz. En uno de ellos, un conocido negocio de entretenimiento para niños y jóvenes, el propietario había manipulado la instalación eléctrica y así bajaba considerablemente el consumo.

“Luego de descubrir el hecho se informó adecuadamente al dueño del comercio, se hizo el procedimiento legal de denuncia y el cobro del resarcimiento económico y se normalizaron las instalaciones. El costo total para el comerciante fue del orden de los 200.000 pesos”, agregó la fuente de la empresa.
El operativo anti fraude se mantendrá en Las Grutas durante toda la temporada estival. También desembarcará en otros escenarios turísticos rionegrinos donde se ofrece servicio de distribución eléctrica, como El Cóndor, Playas Doradas y El Bolsón.


Comentarios


En Río Negro, estar “colgado” de la luz de EdERSA puede costar muy caro