En Río Negro, Kirchner prescindente 5-07-03

Larreguy advirtió que el PJ puede perder debido a la



BUENOS AIRES (ABA).- En la bancada de diputados nacionales justicialistas ya no esperan que el presidente salga a respaldar a los candidatos a gobernadores resistidos, sino que se conforman con que sea prescindente.

Esa fue la sensación que quedó registrada entre los legisladores del P.J que participaron de la reunión de anteayer con el ministro del Interior, Aníbal Fernández. En concreto, sobre la situación en vistas a las elecciones en Río Negro de fines de este mes, Fernández disparó: "Kirchner tiene un reconocimiento hacia quienes estuvieron con él desde la primera hora y ese es el caso de Eduardo Rosso".

Así reaccionó el titular de la cartera política cuando el diputado Carlos Larreguy le pidió el apoyo oficial a la postulación de Carlos Soria, en un momento áspero del encuentro.

"Que quede en claro que si el peronismo pierde en Río Negro es por esta división", insistió Larreguy, expresando que "si hay dualidad entre apoyar a Soria (por ser el candidato oficial) y a Rosso (como histórico de Kirchner) el peronismo va a perder la gobernación que después de 20 años seguiría en manos del radicalismo".

Según Larreguy,Fernández dijo estar de acuerdo con esa postura y que él acompañará a Soria, pero "respeta la decisión del Presidente de manifestarse en otro sentido".

"Si Kirchner quiere sacarle el respaldo a Rosso tiene muchas maneras de hacerlo, desde enfriar el contacto político hasta no darle "guita" para la campaña, sin lo cual esta no se puede hacer", se animan a deslizar sin dar precisiones.

En cuanto a las conocidas rispideces que existen Kirchner y Soria (tras el paso de este último por la SIDE), Larreguy señaló que el Presidente tiene que entender que hay que dejar de lado las cuestiones personales en aras del partido.

Similar planteo le hicieron los parlamentarios del P.J a Fernández por el caso de Misiones y al Capital Federal (allí Kirchner apoya a Rovira e Ibarra en desmedro de Puerta y Macri).

"Si Kirchner insiste con la prescindencia se le va a armar un lío bárbaro", dijo uno de los presentes.

Larreguy consideró que la alternativa es que Rosso "se baje" de su candidatura, y es más, asegura que cuando advierta el total respaldo interno que existe hacia Soria va a rever su actitud Una fuente inobjetable confió a este cronista que en el seno del primer nivel gubernamental el jefe de gabinete Alberto Fernández y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli acompañan la movida a favor de Rosso. Como para demostrar que no está solo.

Claudio Rabinovich


Comentarios


En Río Negro, Kirchner prescindente 5-07-03