En Ríver tratan de no ver fantasmas

Desde la dirigencia se desestima la sospecha de que existe una campaña en contra



El vicepresidente primero de Ríver, Alfredo Dávicce, aseguró que no se siente “perseguido”, a raíz de aparentes malos arbitrajes que sufrió su equipo en las últimas fechas y adelantó que le va a pedir a Omar Labruna (ayudante de campo de Ramón Díaz) que “se serene, porque no creo que exista una campaña contra el club”.

“No me siento perseguido ni comparto la opinión de Labruna”, afirmó Dávicce, quien además dejó bien en claro que si Ríver está lejos de Rácing, “es porque, por culpas propias, perdió muchas oportunidades de acercarse”.

Labruna enfatizó el lunes que “existe una campaña contra Ríver” tras el arbitraje de Horacio Elizondo que, según su opinión, les costó la segunda derrota del campeonato (esta vez ante Colón).

Entonces figuras vinculadas a la entidad de Núñez también dieron su opinión. En tal sentido, Hugo Santilli, uno de los candidatos a la presidencia de Ríver en los comicios del 8 de diciembre, fue claro y categórico al señalar que no observa “fantasmas” porque no advierte “una campaña contra el club, más allá del error del árbitro contra Colón”.

“Ríver no logró los resultados por problemas propios y ante Colón jugó muy mal durante los noventa minutos”, puntualizó el candidato “millonario”.

Por su parte, el vocal Mario Israel -un dirigente muy cercano a José María Aguilar, otro de los candidatos a la presidencia- tampoco cree que haya una campaña contra Ríver. “No creo en esas cosas, pero sí que el equipo jugó muy mal y cuando eso ocurre lo más probable es que pierdas”, puntualizó.

En tanto, otro de los vocales “aguilaristas”, Jorge Carullo, fue el que más se acercó a lo que dijo Labruna, aunque prefirió utilizar otra terminología. “Esto no lo podría tildar de campaña, pero a veces aparecen ciertos personajes que en momentos determinados perjudican a Ríver, como Elizondo. El ya lo había hecho hace unos años en un clásico ante Boca (el 2-1 en el Monumental que significó el adiós de Diego Armando Maradona)”, disparó el dirigente.

Por último, el ex jugador Carlos Morete, quien integró el equipo que cortó una racha de 18 años sin títulos al consagrarse campeón en 1975, consideró que lo expresado por Labruna es “una gansada” y profundizó aún más su crítica al decir “que cuando a uno las cosas no le salen bien, siempre busca excusas”. (Télam)


Comentarios


En Ríver tratan de no ver fantasmas