En todos los detalles

Hubo de todo. Desde una organización muy cuidada, encabezada por el propio intendente Alfredo Paine, el hombre orquesta a pesar de ciertas contras que tuvo para presentar el Patagónico, hasta algunos vuelcos espectaculares. También un sector del primer tramo que se movió mucho y le hizo perder tiempo a varios.

La organización estuvo en todos los detalles, desde la preparación del piso de los caminos por donde transitó la prueba, hasta colmar con todo tipo de atención a los visitantes.

Anteanoche se realizó una fiesta en la confitería y restaurante del balneario municipal, donde el intendente señaló que el esfuerzo por presentar el rally representaba mucho, en lo deportivo y mucho más en lo económico para la comunidad. «Si a algunos no les gusta y quieren que me vaya, no hay problema, vuelvo a manejar mi camión y transportar tierra», comentó Paine, quien estuvo en todos lados tratando que nada faltara.

En materia de vuelcos, hubo dos importantes. Uno el de Ariel Benatti. Su Regatta quedó casi destruido. El otro, el de Favio Badillo. El Palio dio varios tumbos en un camino que se ensanchaba antes de llegar al vado.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora