En tres años Bariloche saneó el 80% de su deuda

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El gobierno municipal comunicó a los contribuyentes que la actual gestión se encontró al asumir con un pasivo de 23 millones de pesos, de los cuales ya saldó más de 16 millones y pagará otros 4 millones a lo largo del actual semestre.

Mediante el inusual recurso de abrochar un informe a la boleta de la tasa de servicios, la secretaría de Hacienda detalló que durante el gobierno del intendente Icare el municipio abonó deudas por 16.038.359 pesos.

De ese total, $ 7.439.742 correspondieron a deuda bancaria con sus intereses, $ 7.913.235 se emplearon para afrontar demandas judiciales y otros 685.382 pesos fueron a saldar atrasos en el pago de jubilaciones.

El secretario de Hacienda dijo que la difusión de los datos apuntan a "demostrarle a la gente en qué se gasta el dinero recaudado".

En general, los vecinos esperan que los recursos del municipio estén orientados especialmente a la obra pública y también a la contención social. Pero el Ejecutivo creyó necesario "esclarecer" que debió lidiar con una pesada mochila de compromisos impagos y que fue imperioso concentrar allí una parte importante del gasto público.

Barriga refirió que en este tiempo el pasivo municipal "dejó de ser un problema", porque en 2001 era equiparable a un presupuesto anual y hoy apenas llega al 10%.

En el primer año de la gestión de Icare buena parte de los pagos fueron absorbidos por la deuda bancaria y la operatoria de bonos BEM, que habían sido creados por el ex intendente César Miguel para financiar obra pública.

Una vez salvado ese apremio, en el ejercicio posterior los mayores desembolsos estuvieron relacionados con los juicios entablados por proveedores y por los titulares de predios expropiados para la ruta de Circunvalación.

A ese respecto, Barriga dijo que ya fue pagada en su totalidad la deuda con la empresa Alusa por antiguas obras de gas (eran 1,2 millones de pesos) y en junio se completará el plan de pago acordado con la recolectora Cliba, que tenía con el municipio una acreencia cercana a los 3 millones de pesos.

Esta última empresa se estuvo cobrando durante años mediante retenciones de coparticipación reguladas por el REJUN y con altos intereses. Pero luego las partes convinieron otro plan con un interés más bajo y cuotas mayores a fin de acortar el plazo de amortización.


Comentarios


En tres años Bariloche saneó el 80% de su deuda