En Ucrania salieron a la calle a exigir "estabilidad"

Seguidores del primer ministro renovaron críticas al presidente. Pasaron cinco días de la disolución del Parlamento y la crisis continúa.




KIEV (AFP).- Miles de simpatizantes del primer ministro de Ucrania, el prorruso Viktor Yanukovich, salieron el sábado a las calles de Kiev por quinto día consecutivo para exigir "estabilidad" política y condenar al presidente, Viktor Yushchenko, por haber ordenado la disolución del Parlamento.

Yushchenko, un prooccidental, pronunciaba ayer al cierre de esta edición un discurso a la nación, en ocasión de la Pascua, en el que se referirá a la situación política en el país, anunció su gabinete de prensa.

El jefe de Estado asistió después y sucesivamente a las misas de las diferentes confesiones representadas en Ucrania: ortodoxas, católicas y uniatas (católicas de rito oriental).

En la mañana del sábado, unas 7.000 personas, según la policía, y unas 15.000, según los organizadores, se congregaron en la plaza de la Independencia de Kiev para su manifestación diaria contra el decreto "anticonstitucional", dictado por Yushchenko, que disolvió el Parlamento el pasado lunes. "Estoy aquí para apoyar a Víktor Yanukovich. No necesitamos una guerra, no necesitamos a la OTAN", a la cual pretende unirse Yushchenko, dijo Nikolai Shabashov, de la ciudad de Kerch, en el sur.

Nadezhda Bychenko, de 48 años, jubilada y madre de tres niños, llegó de la ciudad de Kirovograd (sureste) con otros 150 simpatizantes de Yanukovich.

"Ya estoy harta de vivir en un país inestable", dijo Bychenko. "Estoy aquí por la justicia, y para que no haya guerra", afirmó por su lado Tetiana Ovcherenko, que llegó en tren desde la región de Kiev, mientras su nieta de cuatro años jugaba por el parque frente a la sede del disuelto Parlamento.

Cinco días después del anuncio de la disolución de la cámara, el fin de la crisis sigue incierto.

Las reuniones entre Yushchenko y Yanukovich, la última de ellas el viernes, fracasaron hasta el momento y el primer ministro solicitó una mediación internacional para resolver la crisis.

El presidente acusa a las fuerzas prorrusas parlamentarias de violar la Constitución y tratar de atraer a legisladores prooccidentales a sus filas a través de métodos dudosos, incluidos sobornos y chantajes.

La crisis puede desembocar en "un enfrentamiento civil o en un retorno al autoritarismo. La tercera vía son elecciones" anticipadas, resumió el sábado el semanario Korrespondent.

Mientras que la comisión electoral central se prepara para organizar las próximas elecciones fijadas para el 27 de mayo por el decreto de disolución, la coalición prorrusa rehúsa su celebración antes de que la Corte Constitucional se pronuncie sobre la legalidad de la orden de Yushchenko.

El tribunal, al que recurrieron los prorrusos, se reunirá la semana próxima para examinar su legalidad.

Pero "son muchos los escépticos, y no les falta razón, frente a una eventual decisión de la Corte", escribe por su parte el influyente semanario Dzerkalo Tyjnia.


Comentarios


En Ucrania salieron a la calle a exigir «estabilidad»