En un acto en Cipolletti, se presentaron 6 presupuestos.

Realizaron la primera licitación para auditar una empresa pública





CIPOLLETTI (AC).- La primera auditoría externa a una empresa pública provincial está más cerca de concre

tarse. Ayer la secretaría de Estado de Control de Gestión de Empresas Públicas y Relaciones Interprovinciales realizó en Cipolletti el acto de apertura de la licitación que permitirá seleccionar a los profesionales que auditarán las cuentas de la empresa de energía Transcomahue.

De los 17 profesionales inscriptos, ayer por sorteo, quedaron 6.

Pasarán a una segunda etapa de evaluación de antecedentes y propuestas, María Delia Lomazzi (presupuestó 49 mil pesos), Hugo Eduardo Terrile (68 mil pesos), Susana Beatriz Minio (94 mil pesos), Miguel Angel Manuel (58 mil pesos), Edgardo Molinarolli (57.800 pesos) y Marcia Guevara (65.525 pesos).

El secretario de Estado de Control de Gestión de Empresas Públicas y Relaciones Interprovinciales, Alberto Croceri, adelantó ayer que en un plazo de diez días se darán a conocer los nombres de los dos seleccionados, que serán los encargados de revisar el balance financiero de la empresa Transcomahue, que se inicia el 30 de junio de 2005 y concluye el 30 de junio de 2006.

El acto se realizó ayer a partir de las 10 en la sede del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas de Río Negro, en Cipolletti.

Además de Croceri, estuvieron el subsecretario de Relaciones Interprovinciales, Marcial Peralta y el presidente de la empresa Transcomahue, Jorge Santolaria.

La modalidad de auditoría externa, aprobada mediante la resolución 071/05, se pondrá en práctica por primera vez en la provincia para controlar las cuentas de una empresa dependiente del estado rionegrino.

«La aplicación de este sistema permite dotar de mayor transparencia al control de las cuentas públicas, ya que la auditoría la realizan profesionales de Ciencias Económicas, seleccionados mediante concurso, sin relación directa con el estado contratante», se informó.

Por su parte, Croceri destacó que «por la experiencia que tengo, conozco de la necesidad de que cuanto más miren mejor es, respaldando al accionista que es quien tiene que decidir sobre la aprobación o no respecto de un balance. Por eso tomamos la decisión de que no sean los síndicos quiénes hagan la auditoría».

«Esta es la primera experiencia que hemos realizado. La idea es ir avanzando, porque hay algunos contratos de auditoría que vienen desde antes y a partir de este mecanismo se va a evaluar si esos contratos siguen teniendo vigencia», agregó.

Finalmente el funcionario afirmó que una de las pautas que se ha establecido es que «no habrá auditores reiterativos».

Esto significa que «los profesionales no van auditar más de dos años una empresa y tampoco un auditor podrá estar en dos empresas a la vez, de manera de distinguir que pueda haber un beneficio para alguien en particular», aseguró.

El acto se realizó ayer en el edificio ubicado en Italia 235.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En un acto en Cipolletti, se presentaron 6 presupuestos.