En un año, Chos Malal perdió más de 200 árboles



El viento fue la principal causa de las caídas

CHOS MALAL (ACHM).-Chos Malal debe hacer frente a una grave problemática: en menos de un año perdió más de 200 árboles. Algunos fueron derribados por los temporales de viento y otros debieron ser extraídos por el peligro que significaban para automovilistas, transeúntes y propietarios de viviendas.

Pero este no es el único problema que afronta el arbolado urbano, existe una cantidad importante de especies que se están secando por falta de cuidados y también está la mano desaprensiva de algunos vecinos. Muchas personas aprovecharon la caída de algunos ejemplares y sacaron especies sin contar con la autorización del Deliberante.

En la mayoría de los casos los vecinos habían solicitado permiso para la extracción, pero el Concejo las había denegado por considerar que las causales que se invocaban no eran valederas.

El mayor problema que debieron afrontar los árboles comenzó con los temporales de viento y lluvia que se registraron en los meses de junio y julio del año pasado, y que provocaron daños importante en las raíces.

Los meteoros resultaron devastadores: acacias blancas, olmos siberianos, álamos, cipreses arizónica, pinos de halepo, sauces eléctricos y también ciruelos fueron derribados por el viento. Por su parte, las plazas Sarmiento y San Martín ubicadas en la zona céntrica perdieron ejemplares añosos de pinos.

El pasado 9 de marzo la acción del viento dañó más de 20 ejemplares que resultaron con levantamiento de raíces, grietas en el suelo e inclinaciones inadecuadas, lo que hizo que desde el área de Desarrollo Forestal de la Zona Norte se informara al CD para que se autorice al Ejecutivo a extraer estos árboles.

Los ejemplares secos son una constante que se repite en todos los barrios de la ciudad. Algunos han resultado con daños en la raíces cuando se ejecutaron distintas obras, lo que sumado a la falta de riego hacen que pierdan estabilidad y finalmente se sequen o se caigan. Los árboles de reposición también se secaron por falta de ciudados.

Las especies que han quedado de pie no cuentan tampoco con buen aspecto, debieron ser podados por el EPEN, ya que perjudicaban el tendido eléctrico provocando cortes en el suministro.


Comentarios


En un año, Chos Malal perdió más de 200 árboles