En una casa vendían gran cantidad de mercadería

Fue decomisada y evalúan su procedencia. Los inspectores constataron que la vivienda funcionaba como depósito y lugar de venta que se publicitaba a través del Facebook.



En una casa vendían gran cantidad de mercadería

La Dirección de Inspección General del municipio incautó un importante volumen de mercadería en una casa ubicada en la calle Rivadavia, a pocos metros de Brown. En el procedimiento, se identificó a una persona, de nacionalidad argentina, que se hizo responsable de las actuaciones.

La venta de todo tipo de artículos en esa vivienda se publicitaba a través de una página de Facebook aunque se pudo constatar que los productos también se revendían en la calle Onelli y 25 de Mayo.

El director del área, Rubén Guzmán, indicó que “una pareja de inspectores corroboró que el movimiento en la casa no era habitual para una vivienda de domicilio. Funcionaba como depósito y lugar de venta. Constantemente había carga y descarga de mercadería”. También se constató que un vehículo con patente chilena frecuentaba la vivienda.

“Se comprobó que la casa no estaba habitada y se pidió a la justicia una orden de allanamiento, a través del cual se logró decomisar una importante volumen de mercadería. Se secuestraron relojes, bijouterie, artículos de bazar, vestimenta, calzado”, indicó Guzmán.

El juez de Faltas, Gustavo Contín, aseguró que el paso siguiente será investigar el origen de la mercadería, lo que podría derivar en una causa federal si se comprueba que hubo contrabando.

Más allá del decomiso, si se corrobora que la mercadería fue ingresada de forma ilegal, se remitirán las actuaciones a la justicia federal. Hay que ver si la mercadería pasó por la aduana o por Cardenal Samoré como se puede presumir”, señaló la asesora letrada del municipio, Natacha Vázquez.

Marcela González Abdala, también integrante del área de Legales del municipio, señaló que “este operativo tiene que ver con un proceso de ordenamiento de la venta ambulante en Onelli y 25 de Mayo. Nos tomó varios meses de trabajo. Hubo reuniones con los feriantes para que se adecuen a la normativa. El 90% se reubicó en distintos predios y el 10% restante, no accedió. La consecuencia de la falta de ordenamiento es la incautación”.


Comentarios


En una casa vendían gran cantidad de mercadería