En una escuela se cansaron de los robos

En la primaria 63, de Cutral Co, la comunidad educativa está indignada.



CUTRAL CO (ACC) – Los constantes robos y situaciones de inseguridad que sufre la escuela primaria 63, situada en el populoso barrio Belgrano llevaron a los docentes y padres a reclamar seguridad e iluminación a las autoridades educativas. Las computadoras y un equipo de música que utilizaban los más de 300 niños que asisten al establecimiento, fueron robadas durante el fin de semana.

Un grupo de padres se autoconvocó en la mañana de ayer en el edificio escolar junto a los docentes, para reclamar a los representantes del Consejo Provincial de Educación y de la policía, medidas de seguridad que pongan freno a los robos y agresiones que padecen a diario.

Mirtha Vázquez, directora de la escuela enclavada en el conflicto barrio Belgrano -ex 450 Viviendas- explicó a “Río Negro” que desde el comienzo de clases ya contabilizaron tres robos, el último durante el fin de semana. De este hecho, la policía logró recuperar hasta ayer, al menos una de las 3 computadoras que se habían llevado. Aún resta el equipo de música y una videograbadora.

“Solicitamos al CPE que nos saque la casa institucional porque como está deshabitada (los malvivientes) se reúnen ahí y hacen el intento de entrar a la escuela”, dijo la directora.

Otro de los pedidos que escuchó el representante del CPE, Nelson Jara, fue la construcción del paredón perimetral, que le permitirá al establecimiento contar con mayor privacidad. Los propios padres se habían comprometido a poner la mano de obra, de hecho ya levantaron un tramo con materiales que consiguieron, pero no pudieron terminarlo. “Por una cuestión burocrática tampoco lo pueden hacer ellos si no presentan un recibo ante el CPE”, comentó Vázquez.

El comisario Víctor Elgueta, jefe de la comisaría 15, con jurisdicción en la barriada y que asistió a la reunión les informó a los enojados padres sobre la recuperación de uno de los equipos de computación y tomó nota de la necesidad de incrementar los patrullajes en la sector, en especial en el horario de ingreso y salida de los escolares.

La posibilidad de contar con vigilancia continua mediante la disposición de un agente en el establecimiento, no es posible por ahora debido a la falta de dinero para pagar el servicio adicional. Por esta razón, la instalación de una alarma fue otra de las alternativas que se manejó ayer.

Chicos de Rincón vuelven a las aulas

NEUQUEN (AN).- Desde hoy a las 8 los 2.000 alumnos que asisten a los cuatro establecimientos de Rincón de los Sauces regresarán a las aulas. Así, lo aseguró ayer el director de Arquitectura Escolar del Consejo Provincial de Educación, Alberto Sciacchitano, quien recalcó que se realizaron las reparaciones en la calefacción de los edificios.

El funcionario aseguró que “los problemas con la calefacción en los colegios de Rincón de los Sauces fueron solucionados por los técnicos porque llegaron los repuestos que faltaban”. “Por eso, mañana (por hoy) los alumnos regresan a las aulas”, enfatizó.

Las falencias dejaron sin clases a toda la población escolar de esa comunidad petrolera, asentada en el norte neuquino. La decisión adoptada el martes por padres y docentes como consecuencia del incumplimiento de los funcionarios de la cartera educativa tras reiterados reclamos, dejó fuera de servicio a las tres escuelas primarias y al único colegio secundario asentado en la localidad.

Sciacchitano explicó que el mantenimiento de los edificios de Rincón está cargo de la firma Patagonia Servicios que no había podido solucionar los trastornos porque no conseguía las piezas necesarias para cumplimentar las reparaciones de los equipos.

El funcionario comentó que los sistemas de calefacción presentan a menudo dificultades por roturas intencionales, robos o desgaste de las piezas que es muy difícil reemplazarlas porque son en su gran mayoría importadas. El deterioro edilicio de las escuelas obligó a las autoridades a destinar 800.000 pesos en lo que va del año para refacciones, aunque 300.000 los aportó Nación.

Padres de un colegio de San Martín protestaron con una sentada

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Padres de alumnos de la Escuela 188 dejaron de enviar a sus hijos a clases y realizaron ayer una sentada frente al edificio del barrio El Arenal.

Demandan una solución a la falta de instalaciones propias del CPEM 57, que derivó en una convivencia obligada de ambos establecimientos en un mismo espacio y turno.

Los padres de la 188 fueron citados por la justicia para sostener una audiencia conciliatoria con autoridades del CPEM 57, el próximo lunes en los tribunales civiles de la Cuarta Circunscripción, con asiento en Junín.

En verdad, los alumnos de ambas instituciones compartían el mismo edificio desde 1996, pero en contraturno. Este año y por una decisión que los padres consideraron inconsulta, el Consejo de Educación resolvió dividir el inmueble y clausurar el acceso a toda una ala, para otorgarle ese espacio a los primeros cursos del 57, en el mismo turno de asistencia de los niños de la primaria.

Por esa medida, la 188 debió reconvertir en aulas las salas de biblioteca, plástica, música y comedor, resignando el lugar para esas actividades.

Los padres de la 188 exigen que las autoridades educativas dispongan la mudanza del CPEM a otras instalaciones, o se retorne a la situación anterior cuando funcionaban en contraturno.

Los padres dijeron a este diario que continuarán con las protestas hasta obtener satisfacción a sus reclamos. Ayer hicieron una sentada pacífica frente a la escuela y en los pasillos interiores.


Comentarios


En una escuela se cansaron de los robos