En Zapala muchos se resisten a pagar el agua

La prestación está en manos de un Ente Autárquico Municipal. Pero sólo el 60% de los vecinos abona en término su factura. En 2009 la comuna invirtió $ 1,2 millones para financiar el servicio.



#

El presupuesto del Eamsep para este ejercicio asciende a 5.300.000 pesos.

ZAPALA (AZ).- Mientras en otras localidades de la zona la provisión de agua potable es un problema serio que se agudiza durante el verano, los vecinos de Zapala disfrutan de un servicio de calidad. La prestación, en manos del Ente Autárquico Municipal de Servicios Públicos (Eamsep), no presenta fallas salvo excepciones puntuales ni siquiera en los momentos de mayor demanda. Este año, el organismo tiene previsto incrementar el abastecimiento para llegando a unos 2.000 nuevos lotes ubicados en diferentes sectores.

Sin embargo, solo en 2009 el municipio tuvo que invertir más de 1.200.000 pesos para financiar el funcionamiento del organismo que solo recaudó por su cuenta 2.200.000 pesos. La causa principal es la falta de cumplimiento de los usuarios ya que actualmente solo el 60 % de los vecinos paga en tiempo y forma su factura. "Es un contrasentido porque la calidad del servicio es muy buena y el costo, comparado con otras ciudades, es bajo" admitió el ingeniero Manuel Martínez, titular del Eamsep.

A partir del nuevo aumento tarifario sancionado por el Concejo Deliberante, el cargo fijo se ubica en torno a los 7 pesos y el metro cúbico en los 70 centavos. Estos números se encuentran por debajo de lo que perciben otras cooperativas de servicios y hasta el propio EPAS, en la provincia.

"Creemos que es un tema de conciencia sobre la importancia de este servicio, tenemos una franja dentro de los deudores morosos que presenta capacidad de pago y aún así no se acerca a regularizar la situación" expresó el funcionario. Ante casos extremos, el ente recurre a la intimación vía judicial y ya hay varios usuarios que resultaron condenados y se encuentran pagando sus deudas a través del embargo parcial de los haberes.

La otra alternativa es la reducción del servicio a través de la colocación de un dispositivo en el medidor de acceso a la vivienda, una práctica que se cumplió con algunos usuarios. Si a esto se le suma la decisión de ofrecer una tarifa social a un costo inferior para casos certificados de pobreza, se puede advertir que la falta de pago es más incomprensible aún.


Comentarios


En Zapala muchos se resisten a pagar el agua