Encapuchados redujeron a dos comerciantes de Roca

Los propietarios de un mercado del barrio Islas Malvinas de Roca, no tuvieron un buen jueves. Cuando estaban por cerrar, fueron atacados por tres encapuchados. Los delincuentes portaban armas de grueso calibre y en todo momento los insultaban. Incluso un chico de doce años que es hijo de la pareja, también fue apuntado con un revólver en la cabeza. Se llevaron alrededor de 350 pesos y algunos atados de cigarrillos. Se quejan por la falta de iluminación en el barrio.

ROCA (AR).- Tres delincuentes encapuchados y fuertemente armados, redujeron a un matrimonio de comerciantes y a un hijo de la pareja. Robaron la recaudación de la despensa, sacaron algunos elementos, y luego huyeron caminando sin que hasta anoche hayan sido detenidos.

El jueves alrededor de las 21.30, Luis Medina estaba atendiendo su comercio, ubicado en Tierra del Fuego 2.539 del barrio Islas Malvinas de Roca.

En un momento, escuchó un golpe en la persiana de chapa, e inmediatamente ingresaron tres sujetos jóvenes, con sus rostros cubiertos y portando armas de fuego.

Medina no ofreció ninguna resistencia, y les indicó dónde estaba la plata. "Había unos 300 o 350 pesos que era la recaudación de la semana. Teníamos el dinero en un cajón para pagar a proveedores", dijo.

Mientras uno de los delincuentes le apuntaba en la cabeza, otro se ubicó detrás del mostrador, de donde sacó el dinero en efectivo, varios paquetes de cigarrillos y chicles.

Mientras tanto, el tercer delincuente había cerrado los postigos y la puerta del comercio. "Mientras estaban los ladrones adentro, varios clientes vinieron a comprar, pero como vieron todo cerraron, se fueron pensando que ya habíamos dejado de atender", manifestó Medina.

En un momento dado, Carmen Fuentes -esposa de Medina y que estaba en la casa ubicada atrás del comercio- escuchó ruidos y se dirigió a la despensa.

Allí se encontró con su esposo al que lo habían obligado a tirarse al piso. Los delincuentes también redujeron a la mujer, y a un chico de 12 años, hijo de la pareja.

"No nos golpearon, pero nos insultaban permanentemente y nos mantenían apuntados en la cabeza, incluso a nuestro hijo de 12 años", dijo la mujer.

Según el comerciante, dos de los delincuentes tenían revólveres calibre 32 o 38, mientras que el que estaba del otro lado del mostrador estaba armado con una carabina.

Durante cinco eternos minutos, los propietarios del mercado Roquín obedecieron todas y cada una de las órdenes.

Pero en un momento dado, otro hijo de la pareja, de 18 años, se asomó al comercio y vio lo que pasaba.

Inmediatamente corrió hacia la vivienda y salió por el garage para pedir ayuda.

Sin embargo, el movimiento fue advertido por el delincuente que portaba la carabina.

"Ojo que hay más gente en la casa", le gritó a sus cómplices, quienes optaron por tomar el dinero, algunas mercaderías, y abandonar el lugar.

"No escuchamos ningún auto o moto. Además, algunos vecinos vieron correr a tres personas para el lado de Puente Cero", dijo Medina.

El comerciante, quien a media mañana tuvo que llevar a su mujer a un clínica a raíz de una descompostura que sufrió tras el momento vivido, se quejó por la falta de iluminación que hay en el barrio.

"Creo que con poco se podría mejorar este aspecto. No hace falta una gran inversión. Por acá los políticos no vienen nunca. Si no es por algún puntero político, no hay mejoras para el barrio Islas Malvinas", dijo.

"Tampoco es una solución poner solamente un foquito. Si no les ponen el alambre de protección, los chicos lo rompen con la gomera", señaló Medina sin ocultar su malestar.


Comentarios


Encapuchados redujeron a dos comerciantes de Roca