Encontrar el equilibrio interno con Ayurveda

En Occidente, Ayurveda se conoce más bien como una terapia de wellness y cosmética con masajes exóticos y alimentación vegetariana.



#

¿Qué tipo de persona soy yo? ¿Una persona más bien “vata”, un tipo tranquilo “kapha” o una personalidad impetuosa “pitta”? Estas tres tendencias (doshas) marcan al ser humano desde su nacimiento, según la teoría de la medicina Ayurveda. Si uno logra mantener un equilibro armónico entre esas tendencias, puede asegurarse una vida larga y feliz.

En Occidente, sin embargo, Ayurveda se conoce más bien como una terapia de wellness y cosmética con masajes exóticos y alimentación vegetariana. En realidad, sin embargo, detrás de la “ciencia india de la vida larga y sana” se enconde una medicina natural de larga tradición. En Asia esa medicina se practica en clínicas estatales y se enseña en las universidades.

“Ayurveda se basa en una visión del mundo propia y diferenciada”, explica Ananda Chopra, quien dirige la unidad de Ayurveda de la clínica Habichtswald en la ciudad alemana de Kassel. Este médico, de 47 años, estudió medicina convencional en Alemania y después se formó como médico ayurvédico en la India.

Quien está dispuesto a someterse a una auténtica cura de Ayurveda con masajes con aceite, baños de hierbas y medicina amarga primero tiene que contestar varias preguntas sobre su constitución personal. Chopra examina la lengua, los ojos, la piel y el pulso y hace muchas preguntas sobre la alimentación, el ejercicio físico, la profesión, el sueño y otras costumbres vitales.

En muchos casos los motivos para seguir una cura de Ayurveda son similares: estrés, obesidad, dolores de espalda o hipertensión. Mientras que los médicos occidentales suelen desechar la Ayurveda como un método no científico cuya eficacia no ha sido demostrado analíticamente, la clínica Habichtswald asegura que sus terapias ayurvédicas han arrojado buenos resultados.

“En los últimos años ha crecido constantemente el interés por la médica tradicional india y sus formas terapéuticas integrales”, dice Mark Rosenberg, presidente de la Federación Profesional de Médicos y Terapeutas Ayurvédicos de Alemania (VEAT) . Además de los masajes, terapias cosméticas y recomendaciones nutricionales también está aumentando continuamente la oferta de curas completas de Ayurveda en hoteles especializados e instituciones médicas.

Especialistas como Rosenberg distinguen entre meras ofertas de wellness, que combinan los agradables masajes y la alimentación vegetariana con un programa de recuperación, por un lado, y las curas de regeneración y Panchakarma de orientación médica, por el otro. Traducido textualmente, Panchakarma significa “cinco terapias purificadoras”. Estas incluyen también diuréticos, lavados de nariz, baños de vapor, una dieta severa y varios medicamentos herbales amargos. “La cura Panchakarma es el corazón de la medicina ayurvédica, que consigue una limpieza profunda a nivel corporal y mental”, explica el médico homeopático Norbert Fischer.

Las auténticas curas Panchakarma tienen poco que ver con unas vacaciones de wellness. Forman parte de estas curas una dieta vegetariana con una alimentación adaptada al tipo de persona, ejercicios de meditación y varios tratamientos con aceite como el Shirodhara, una terapia relajante que consiste en dejar caer un chorro fino de aceite de hierbas tibio sobre la frente. Después les toca el turno a masajes diarios de la cabeza, los pies y de cuerpo entero, a los que se atribuyen profundos efectos sobre el cuerpo, la mente y el alma

“Las curas tienen como objetivo la recuperación, la regeneración y una nueva reflexión sobre la vida”, dice la terapeuta ayurvédica Birgit Bonk. La terapia cuesta, según su duración, entre unos 2.000 y 3.000 euros (entre 2.500 y 4.000 dólares).

dpa


Comentarios


Encontrar el equilibrio interno con Ayurveda